Nacional 05/02/2016 - 12:00 a.m. viernes 5 de febrero de 2016

Fiscalía pide a la Interpol arrestar a Richard Fifer  

El MP giró una petición de arresto internacional contra el empresario minero por haber desatendido dos órdenes de indagatoria

Richar Fifer . / Cedida
Cedida

Richar Fifer .

Anterior Siguiente

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

La Fiscalía Decimosexta de Circuito solicitó a la Policía Internacional (Interpol) la detención preventiva de Richard Fifer, presidente de Petaquilla Minerals, y de Kenneth William Morgan, también firmante o miembro de la directiva de la empresa, por el presunto delito contra el patrimonio económico o estafa en detrimento de la empresa Gold Dragon Capital.

Una fuente relacionada con el empresario indicó a este diario que Fifer no se encuentra en Panamá, pero que se presume esté en España o Brasil. Con respecto a Morgan, la fuente indicó que está en Canadá, donde reside.

La fiscalía ordenó declaración indagatoria a Fifer el 13 de mayo de 2015, pero éste no se presentó, hecho que motivó a la autoridad a girar nuevas boletas de citación para el 26 de noviembre del mismo año, sin éxito.

El documento de la fiscalía explica que ninguno de los sindicados pudo ser localizado en los lugares donde se les buscó. ‘Se encontraban en completo abandono', se señala el informe.

A finales de 2013, la empresa Petaquilla Gold, subsidiaria de Petaquilla Minerals, cesó operaciones de extracción y comercialización de oro y plata de la mina ubicada en Donoso, provincia de Colón, dejando a cientos de empleados sin el pago de sus quincenas y prestaciones. Desde entonces se desconoce el paradero de Fifer, quien además tiene abiertos varios casos por fraude en distintos tribunales del país, entre estos el de Gold Dragon Capital, que reclama a Petaquilla concesiones en los ríos Belencillo y Petaquilla.

De acuerdo con la providencia de la Fiscalía, la víctima en este caso sufrió una lesión patrimonial de 1,152,400 dólares canadienses. El caso de estafa agravada, según las autoridades, conlleva a una pena que excede los cinco años de prisión.

De acuerdo con la fiscalía, tanto Fifer como Morgan tienen pleno conocimiento de los hechos investigados, puesto que dentro del expediente existe poder del licenciado Luis Acevedo como defensor de Fifer. Sin embargo, ninguno de los dos ha comparecido a declarar.

‘Se hace evidente la necesidad de restringir la libertad de los imputados para evitar dar cabida a la posibilidad de fuga de Fifer y Morgan en base a los elementos probatorios que recaen sobre los citados, ya que ninguno cuenta con domicilio fijo en Panamá', se lee en la orden de la fiscalía.

ASÍ OCURRIÓ LA ESTAFA

El 7 de mayo de 2005, Gold Dragon Capital Mangement y Petaquilla Minerals firmaron un contrato en el que Petaquilla otorgó la opción a Gold Dragon para comprar dos concesiones mineras en Panamá, en el río Belencillo y el Petaquilla, ubicadas en la provincia de Colón, contiguas a los yacimientos existentes de la explotación de cobre Minera Panamá. Ambas concesiones conforman un área de 15,300 hectáreas, con posibilidades de expansión.

Según Gold Dragon, cuando Petaquilla transfiriera las concesiones, Gold Dragon otorgaría alrededor de 20% de sus acciones emitidas a la minera. La notificación fue entregada a Petaquilla en 2006, pero no se realizó.

Desde entonces, Gold Dragon ha sostenido reuniones constantemente con Petaquilla en privado y con la Dirección Nacional de Recursos Minerales, para averiguar sobre el estatus de sus expedientes (99-50 y 2003-31).

La empresa sostiene que durante el gobierno de Ricardo Martinelli se detuvieron todas las concesiones hasta actualizar las normas de la industria (en 2013 se aprobó la Ley de Minería).

Gold Dragon alega que Petaquilla colocó una nota en el 2009 en ambos expedientes, en la que reconocían la obligación de transferir ambas concesiones una vez estas hayan sido emitidas por la Dirección de Recursos Minerales.

EL SABOR AMARGO

Durante el 2013, representantes de Gold Dragon se reunieron con directivos de Minera Panamá. Gold Dragon buscaba un ‘hermano mayor' en el negocio, y puso sus ojos en Minera Panamá, a la que también le convenía una relación con sus vecinos, porque utilizaría una parte de los terrenos como ‘botadero'. Así las cosas, ambas empresas firmaron un acuerdo de confidencialidad y sellaron el trato que consistía en evaluar la posibilidad de invertir en el desarrollo de las concesiones de Gold Dragon, una vez se ejecutara el contrato de opción con Petaquilla.

Guillermo Cruz, representante legal de Gold Dragon, agrega que en ese entonces Minera Panamá conoció los negocios que tenía Gold Dragon con Petaquilla.

Según Cruz, Minera Panamá compraba roca y material a Petaquilla.

El sabor amargo llegó en mayo de 2014, cuando uno de los asesores legales de Petaquilla entregó a Gold Dragon una copia de una carta en la que exponía que había caducado el término de Gold Dragon para ejecutar la opción de compra de las concesiones, lo que causaba la extinción del contrato.

El documento tenía una copia para la Dirección de Recursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industrias.

La empresa afectada emitió entonces una respuesta por escrito a Petaquilla que contradecía la caducidad de la opción de compra, también recordó a la minera que el término para presentar alguna oposición o incumplimiento había caducado, y por ende, su única opción era demandar para declarar el contrato de opción nulo, y subrayó la mala fe de la minera.

En 2013, Minera Panamá adquirió de Petaquilla una serie de servidumbres entre ellas los terrenos donde Gold Dragon mantenía la primera opción de compra.

La situación provocó una serie de reuniones entre Gold Dragon y Minera Panamá.

En una de ellas, efectuada en mayo de 2014, Gold Dragon entregó a la minera una copia de la respuesta que le envió a Petaquilla, y estableció que el contrato de opción de compra nunca se había disputado en un tribunal, por ende era válido entre las partes.

La minera, no obstante, no ofreció una respuesta definitiva a la inquietud de Gold Dragon, según afirma Cruz.

La empresa procedió a presentar una demanda, en la que solicitó se determine la validez del contrato de opción de compra, tal como se acordó con Minera Panamá.

‘Minera Panamá preguntó qué quería Gold Dragon, y Gold Dragon le respondió que quería la ejecución del contrato con opción a compra, y una compensación por sus daños, a lo que Minera respondió que era posible proveer una carta similar a la que Petaquilla proveyó en el pasado, donde Minera Panamá reconocería la existencia del contrato de opción y la obligación para transferir las concesiones', alega Cruz.

Sin embargo, hasta la fecha, según Cruz, continúa en su intento por conseguir una postura oficial de First Quantum Minerals, nuevo propietario de Minera Panamá.

Contactada por este diario, Minera Panamá sostuvo que no tiene ‘ningúna transacción ni acuerdo con Gold Dragon'.

==========

‘Se hace evidente la necesidad de restringir la libertad de los imputados para evitar dar cabida a la posibilidad de fuga de Fifer y Morgan ',

VÍCTOR RAÚL BARRIOS PUGA

FISCAL

==========

EL RECLAMO LEGAL

Gold Dragon ha exigido a Fifer que cumpla con venderle dos concesiones en Petaquilla

  • 1.1 millones de dólares canadienses es el monto que reclama Gold Dragon Capital a Petaquilla y Fifer, por no haberle vendido, como habían acordado, dos concesiones en Colón.
  • 15 mil hectáreas reúnen los dos polígonos que Petaquilla se había comprometido a venderle a Gold Dragon. Ambos colindan con terrenos que el Estado entregó a Minera Panamá.

comments powered by Disqus