Nacional 03/02/2015 - 12:00 a.m. martes 3 de febrero de 2015

El Fenómeno de El Niño no afectará de manera directa a Panamá

El 2009 fue el último año en que el fenómeno provocó la prolongación de la estación seca y la baja del nivel de agua de los embalses

El Fenómeno de El Niño no afectará de manera directa a Panamá

Cindy G. Calderón C.
periodistas@laestrella.com.pa

Aunque los pronósticos sobre el fenómeno de El Niño indicaban que afectaría a Panamá en el primer semestre de 2015, el panorama se pintó diferente al iniciar el año.

Iván Barría, gerente general de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), señaló que el fenómeno ‘no va a estar en Panamá’ en forma directa, sino en el Pacífico tropical, lo que creará la disminución de las lluvias en la vertiente del Pacífico y el incremento en las provincias de la costa caribeña, como Bocas del Toro, Costa Abajo de Colón y el Norte de Veraguas.

‘Se espera que este año el fenómeno de El Niño no cause mayores afectaciones en Panamá’, aseguró Barría.

El 2009 fue el último año en que el fenómeno provocó la prolongación de la estación seca y la baja del nivel de agua de los embalses, obligando al Gobierno a extremar sus medidas de ahorro energético.

El fenómeno climático se sintió con más fuerza en los años 1982 y en 1997 y hasta mediados de 1998, provocando una severa sequía que redujo al mínimo los niveles de agua en los lagos artificiales de Gatún y Alajuela, que abastecen a las esclusas del Canal, obligando a imponer restricciones en el calado de las naves que transitan por la ruta interoceánica.

El Niño provoca estragos a nivel mundial, siendo las regiones más afectadas América del Sur y las zonas entre Indonesia y Australia, que a su vez, producen el calentamiento de las aguas sudamericanas.

Las sequías provocadas por el fenómeno de El Niño limitan la capacidad de generación de energía de nuestras plantas hidroeléctricas, lo que obliga al sistema a utilizar el plantas termoeléctricas, que son más costosas.

En años anteriores, el fenómeno se sentía en la región del Pacífico panameño, especialmente en el área denominada ‘el arco seco’ —desde Capira hasta la región de Azuero—, causando pérdidas millonarias en el sector agrícola.

En este sentido, el ministro de Desarrollo Agropecuario señaló que es necesario evitar las quemas en los potreros, por lo que hace un llamado a disminuir esta práctica para no devastar los árboles y agravar el problema de la sequía.

comments powered by Disqus