Nacional 26/03/2017 - 12:02 a.m. domingo 26 de marzo de 2017

La educación inicial y su democratización social

El significado de los logros, fueron producto del consenso de maestros y otros especialistas

Escuela Normal Juan Demostenes Arosemena en la provincia de Veraguas / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Escuela Normal Juan Demostenes Arosemena en la provincia de Veraguas

Anterior Siguiente

Antonella Ponce (Q.E.D.P.)
periodistas@laestrella.com.pa

Por la importancia y la vigencia del tema reproducimos la segunda parte del análisis presentado por la doctora Antonella Ponce en el VIII Congreso Nacional de Sociología (septiembre de 1990).

En el primer período, dos conceptos de kindergarten, se disputaban la hegemonía: los kindergarten de Federico Froebel, pedagogo alemán cuya influencia llega a Panamá por conducto de los hermanos cristianos, y a través de los educadores chilenos que enseñaban en la Escuela Normal de Institutoras y; la corriente de la Escuela Italiana de la Dra. Montesori. El primer kindergarten que existió en Panamá funcionó durante dos años con una asistencia de sólo 45 niños, atendidos por una maestra que hizo estudios especiales en los EE. UU, donde prevalecía la corriente froebel1ana.

EL SEGUNDO PERÍODO

En 1913 la histórica asamblea pedagógica celebrada en Panamá hace recomendaciones específicas para la creación de Jardines de Infancia (traducción del alemán de Kindergarten) en las escuelas más importantes, y se pronuncia por la formación de maestros en las escuelas normales.

Las guarderías que surgen en el segundo periodo se caracterizan por su enfoque caritativo y asistencial iniciado por las Hermanas de la Caridad de Malambo, como un establecimiento destinado a cuidar temporalmente los hijos de madres trabajadoras o enfermeras. Posteriormente la Cruz Roja y el Municipio de Panamá, a partir de 1931 abren "guarderías" de carácter popular con el mismo propósito.

Si bien la atención de estos centros se dirige en este periodo a niños con mayores necesidades, estas acciones se enmarcan dentro de los servicios de beneficencia de estas instituciones y no representan aún indicios de una democratización de este servicio. No obstante el periodo culmina con la aprobación de la Ley 47 Orgánica de Educación como resultado de la presión de los movimientos progresistas de maestros, que contiene en sus artículos los criterios para el desarrollo de la denominada educación pre-primaría.

EL TERCER PERÍODO

La Educación Preprimaria, a partir de este período la preocupación por una educación inicial se centra en "la preparación para la escuela" y el propósito expreso de "reducir el número de excepcionales y los problemas de conducta". Lo característico de estos años es la creación de un gran número de Kindergarten privados, sustentados en el criterio generalizado que esta era una enseñanza costosa, que requería equipo especial y materiales fuera del alcance de todos los padres.

El resultado fue un desproporcionado crecimiento de ésta "rentable" actividad promovida por personas altamente calificadas en las mejores universidades europeas y norteamericanas, que en la mayoría de los casos eran dueños de estos establecimientos.

EL CUARTO PERÍODO

Los Centros de Orientación Infantil para caracterizar el cuarto período tenemos que enmarcarlo en la tendencia general registrada a nivel mundial en la búsqueda de soluciones integrales e interdisciplinarias, con acciones preventivas, promocionales de la mujer y participativas de la comunidad.

MISIÓN Y VISIÓN DE FLACSO

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) es un organismo regional, instituido por la UNESCO para impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de las Ciencias Sociales.

El Programa FLACSO-Panamá busca dotar a la población de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

A ello contribuyó la intensificación de la actividad de UNICEF en el área con el programa de Estimulación precoz, que ayudó a desmitificar los prejuicios sobre los recursos didácticos costosos, capacitando a la familia y haciendo hincapié en el mejoramiento integral del entorno sociocultural, con prioridad en aquellos ambientes de las áreas urbano-marginales, rurales e indígenas.

La promulgación por las Naciones Unidas del decenio de la mujer, con el fin de promover en los países acciones orientadas a favorecer el desarrollo de las mujeres, así como la celebración en 1979 del año internacional del niño, son decisivos en el desarrollo de las modalidades formales y no formales de centros infantiles en toda América Latina, centrado en una enorme preocupación por el desarrollo integral del niño y el bienestar de la familia, dinamizando la actividad de la mujer hacia nuevos niveles de participación social.

En esta dirección Panamá aporta a nivel internacional con su experiencia de los COIF comunitarios e institucionales impulsados por las mujeres organizadas en la UNAMUP, en la comunidad rural de Las Palmas, Provincia de Veraguas. Los círculos infantiles que se propone como tarea la FENAMUDE, paralelamente a otras iniciativas, principalmente de la iglesia con el programa "toda madre es maestra",

Estas reformas muestran claramente como en la década del 80 se empieza a desviar la atención de las necesidades de aquellos niños mayormente necesitan de una educación inicial: determinando su acceso democrático al Sistema Educativo en igualdad de condiciones que otros niños favorecidos por mejores ambientes.

Indudablemente que la década del 70 abre el periodo de la Democratización de la educación, posibilitando el acceso a gran cantidad de niños de todo el país a beneficiarse de una atención temprana, como garantía de una mayor permanencia dentro del sistema educativo, pese a las deficiencias que son portadoras: planes de estudio atrasados, con enfoques tradicionales sobre los factores que hacen posible, un proceso enseñanza-aprendizaje realmente integral, y ajustado a la realidad social y culturalmente diferenciada de nuestro país.

Desde el punto de vista educativo, la derogación de la Reforma Educativa en 1979 no es más que la reacción de sectores magisteriales aferrados a enfoques tradicionales de la educación, altamente "manipulables" por condición de su atraso, afirmación que es posible confirmar años después con el reconocimiento de muchos de ellos sobre los "aspectos positivos" que ciertamente contenía la propuesta.

Si bien la educación preescolar de los años 70 sufre el ataque de estos sectores, el arraigo en la comunidad logra mantenerla a salvo, gracias a la defensa protagonizada por los propios padres de familia, cuyos hijos se beneficiaban de estos programas.

EL QUINTO PERÍODO

De hecho, el quinto periodo tiene un alcance evaluativo para la educación inicial, ya que parte de valiosos estudios realizados sobre la realidad del niño y la familia: l. La situación económica del país y su incidencia en la familia y el niño (CONAFA): 2. El niño en Panamá (MIPPE): 3. Informe general de las actividades realizadas en la experiencia piloto de educación preescolar (MINEDUC. IPHE. UNESCO).

Esta característica evaluativa del período está definida por la celebración del Primer Congreso Nacional de Educación Preescolar en 1985, eventos sin precedentes en nuestra historia educativa, que permitió analizar a profundidad la oferta educativa de este nivel y señalar las perspectivas para su desarrollo.

A raíz de ello ocurre la creación de la Dirección de Preescolar en el Ministerio de Educación, como resultado de las resoluciones y recomendaciones del Congreso, presentadas a las autoridades. El significado de estos logros en la década de los ochenta: fueron producto del consenso de maestros y otros especialistas, que con un enfoque interdisciplinario abordaron la problemática del niño menor de 6 años en el país, incluyendo la propuesta para asumir este histórico cargo a la reconocida educadora Neyra Urriola de Pizarro por su trayectoria y méritos de lucha por la educación del niño preescolar en Panamá.

comments powered by Disqus