Nacional 23/01/2017 - 12:00 a.m. lunes 23 de enero de 2017

FCC y Cusa, entre los socios de Odebrecht Panamá

Entre 2011 y 2016 la constructora brasileña, acusada de pagar coimas para conseguir proyectos de infraestructura pública, tuvo 1,700 subcontratistas

FCC y Odebrecht Panamá construyeron la Línea 1 del Metro de Panamá. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

FCC y Odebrecht Panamá construyeron la Línea 1 del Metro de Panamá.

Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

Los más de $9 mil millones en contratos que, entre 2006 y 2016, se adjudicaron a la constructora brasileña Norberto Odebrecht en Panamá llegaron también a sus socios y subcontratistas, contra quienes ahora pesa la sospecha de su participación en la estructura de sobornos, confesada por la empresa en investigaciones adelantadas en Brasil, EE.UU. y Suiza.

Solo en la Línea 1 del Metro de Panamá, que se licitó en 2010 por un monto $1,452 millones, Odebrecht (55%) participó con la española Fomento de Construcciones y Contratas, S. A. (FCC, 45%), con trenes de la compañía francesa Alstom.

Esta obra, adjudicada y completada durante la administración de Ricardo Martinelli Berrocal (2009 - 2014) contó con entre 76 y 86 empresas subcontratistas que contribuyeron a desarrollar el proyecto vial, y terminó con cuatro adendas y costando $2,009 millones.

Más recientemente, en 2015, bajo la administración de Juan Carlos Varela, Odebrecht Panamá (57%) se asoció con la Constructora Urbana, S. A. (Cusa, 43%), para la construcción del proyecto de Renovación Urbana de Colón, por un monto de $569 millones.

Este es uno de los proyectos insignia del gobierno de Juan Carlos Varela, que prometió darle otra cara a la denominada costa atlántica panameña.

LAS DENUNCIAS

José Álvarez, presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA), señaló a La Estrella de Panamá que las investigaciones que se llevan a cabo en el país sobre la trama corrupta de Odebrecht no deben circunscribirse solo a la constructora y que es necesario dilucidar la participación de sus socios.

‘(La empresa) subcontrató muchas otras empresas que tuvieron que haber entrado en ese mismo juego', declaró el abogado, para quien es necesario ampliar el periodo de las pesquisas al primer día de su llegada al país. ‘No excluyamos a nadie', añadió este domingo durante su participación en el programa Debate Abierto.

El jurista explicó que, durante el periodo pasado, para obtener un contrato era necesario pagar un porcentaje, una coima. ‘Creo que sí, Odebrecht hizo uso de esos recursos para ganarse los contratos... Así mismo pensamos que se debe investigar a las subcontratistas', añadió.

En una valoración personal, el presidente de los abogados considera que la constructora repitió un esquema de corrupción ( que no especificó) con subcontratistas. ‘Odebrecht solo no iba asumir ese costo (pago de coimas)', añadió.

Álvarez, además, dice que los abogados no entienden por qué la empresa tiene que pagar ‘otra vez' los $59 millones dados en coimas. ‘Vas a pagar otra vez, vas a doble-coimear. Los que tienen que devolver son los que se lo llevaron', sostuvo.

El Ministerio Público señaló que hasta ahora hay cuatro panameños señalados por estos pagos.

PROCESO PENAL

Procurador insta a autoridades a ser querellantes

El Procurador de la administración, Rigoberto González, instó a los ministros de Vivienda (Mario Etchelecu), de Obras Públicas (Ramón Arosemena) y al director general del metro de Panamá (Roberto Roy) a convertirse en parte reclamante del proceso que se lleva en la Fiscalía Especial Anticorrupción, por el pago de $59 millones en coimas que realizó la constructora Ordebrecht a funcionaros panameños entre 2010 y 2014, si se confirma que hubo un delito.

González solicitó a los tres funcionarios del gobierno acercarse a la fiscalía para verificar si se están investigando, por actos irregulares, los proyectos licitados por estas instituciones durante el periodo 2010 - 2014.

Esta solicitud la sustenta el procurador en el artículo 1971 del Código Judicial, que establece que ‘en los procesos por delitos patrimoniales contra cualquier entidad pública o delitos contra la administración pública, que generen perjuicios económicos, será obligatoria la constitución de parte a cargo de la entidad perjudicada para los efectos de reclamar la indemnización correspondiente...'

A través de tres notas - que se compartieron con los medios de comunicación social - del 17 de enero de 2017, González hace la solicitud a las autoridades. Y aclaró que le confiere a la Procuraduría de la Nación vigilar la conducta oficial de los servidores públicos y cuidar que cumplan con sus deberes.

Entre 2011 y 2016, Odebrecht Panamá ha tenido 1,700 empresas subcontratistas y más de 2,000 proveedores; entre ellos, Corpisa, Cusa, Meco, Cemex, Argos, Petróleos Delta, Assa, Cardoze & Lindo, Terpel, Copa, Melo, F. Icaza y Cia., Comercial de Motores, Bahía Motors y Airco.

En el mismo espacio informativo, la exprocuradora y diputada independiente, Ana Matilde Gómez, denunció que el problema es estructural. ‘No es solo de personas. Estamos funcionando con instituciones en las que no se han desmantelado los esquemas de corrupción', apuntó Gómez.

La diputada subrayó que se requiere una transformación profunda del sistema político-económico, porque promueve normas que favorecen a los ‘grupos de siempre'.

El mismo consorcio que desarrolló la vía -la española FCC (40%) y Odebrecht Panamá (60%)- ganó la Línea 2 del Metro, y se esperaba que este mismo equipo uniera fuerzas para construir del proyecto complementario, la Línea 3. Actualmente se ha convocado a las empresas interesadas en su construcción a participar.

La adjudicación de la Línea 2, en junio de 2015, fue muy criticada porque se produjo después de la detención del presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht, acusado de liderar un esquema de pagos ilegales y coimas para obtener negocios millonarios en Brasil y otros países de la región.

En junio de 2016, cuando se conoció la detención del presidente de Odebrecht por presuntos actos de corrupción, y ante denuncias de sobrecostos, la Contraloría General de la República decidió auditar el contrato la Línea 1 del Metro de Panamá.

El diputado y secretario del Partido Revolucionario Democrático Pedro Miguel González asegura que este proyecto tuvo sobreprecios ‘escandalosos'.

Roberto Roy, director del Metro de Panamá, negó los sobreprecios ante la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional en diciembre de 2014.

La operación ‘Lava Jato', en la que las autoridades brasileñas investigan una trama de corrupción en la petrolera Petrobras, reveló que la empresa brasileña pagó alrededor de $400 millones a políticos, partidos y funcionarios de hasta doce países.

Según la información que trascendió de esa investigación, en Panamá, Odebrecht desembolsó $59 millones en coimas a funcionarios panameños entre 2009 y 2014, para conseguir contratos de infraestructura pública, durante la administración del presidente Ricardo Martinelli Berrocal.

El gobierno de Juan Carlos Varela anunció en diciembre que se adoptarán los mecanismos necesarios para no adjudicar más obras de infraestructura pública a la constructora hasta que colabore con las investigaciones que adelanta el Ministerio Público (MP).

Por su parte, el MP señaló que Odebrecht aceptó que entregará a Panamá al menos $59 millones en reconocimiento tácito de su falta.

La procuradora general de la nación, Kenia Porcell, aseguró que ‘Odebrecht ha manifestado su deseo de colaborar con las investigaciones que adelanta el MP'.

La sociedad Constructora Norberto Odebrecht de Panamá se inscribió en el país el 14 de septiembre de 2006.

Ese mismo año, la compañía se adjudicó el primer proyecto de infraestructura pública: el Sistema de Riego Remigio Rojas, por un monto de $54.2 millones, un contrato que fue firmado por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario, a cargo de Guillermo Salazar en la administración del presidente Martín Torrijos.

En una década, la empresa ha generado 40 mil plazas de empleo y actualmente emplea a casi 8 mil personas en los seis proyectos que desarrolla y que, según este gobierno, deberá concluir.

La Línea 1, de 16 kilómetros, cumplirá el próximo 5 de abril tres años funcionando al 99%, sin incidencias técnicas o de seguridad de relevancia y ha superado los 200 mil pasajeros diarios.

comments powered by Disqus