Nacional 27/12/2016 - 12:00 a.m. martes 27 de diciembre de 2016

‘Barrios Seguros', una inversión que cae en ‘saco roto'

A juicio del experto en temas de seguridad, los resultados del programa no son cónsonos con los montos que ha invertido el Gobierno

‘Barrios Seguros', una inversión que cae en ‘saco roto'

Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

A simple vista, las cifras parecen alentadoras: mil 865 jóvenes están activos en el Programa ‘Barrios Seguros' (Probaseg); dos mil 693 fueron capacitados en cursos vocacionales y 761, insertados en el mercado laboral... Pero, las estadísticas pueden tapar otras realidades más complejas.

‘LOS PILARES EN LOS QUE SE SUSTENTA EL PROGRAMA ‘BARRIOS SEGUROS' SON MUY DÉBILES'

GILBERTO TORO

El Gobierno Nacional se jacta de haber reducido en un 15% las tasas de homicidios hasta diciembre, como resultado de este programa en el que ha invertido más de $12.4 millones desde julio de 2014.

Según el Ministerio de Seguridad (Minseg), al finalizar 2015 se registraron 493 casos de homicidios, con una tasa de 12 homicidios por cada 100 mil habitantes, casi comparable con la de ocho años antes. La entidad añade que este año cerró con una disminución de 138 casos de homicidios.

Sin embargo, expertos en temas de criminología y seguridad opinan que existen fallas estructurales en este programa. Con ellos coincide un testimonio al que tuvo acceso La Estrella de Panamá.

Un periodista de este medio relató que recientemente, al acudir a un supermercado ubicado cerca de la sede central del INADEH, un grupo de jóvenes beneficiarios del programa se acercaron para ofrecerle un canje de bonos del programa con dinero en efectivo. El periodista pagaría sus compras con los bonos y los jóvenes se quedarían con el dinero.

Severino Mejía, exministro de Gobierno y Justicia, confirmó la sospecha que ronda en los ambientes de conocedores del tema: el dinero del subsidio, producto de los impuestos, está cayendo en un saco roto.

A juicio del experto en temas de seguridad, los resultados del programa no son cónsonos con los montos que ha invertido el Gobierno.

‘La resocialización de individuos de trayectoria antisocial corresponde a especialistas (...) El día que ese joven no reciba sus $50, ¿qué va a hacer? Seguramente volverá a continuar con aquello a lo que está acostumbrado, lo que conoce', añade Mejía.

Gilberto Toro, investigador social, explicó que si los jóvenes no han sido trabajados socialmente corren el riesgo de recaer en las actividades delictivas.

A juicio de Toro, los pilares en los que se sustenta el programa ‘Barrios Seguros' son muy débiles. ‘Están apuntando a orientación social y religiosa, a incentivos y terapia ocupacional. Eso no es suficiente', añadió.

Los jóvenes de este programa se mantendrán fuera de las actividades delictivas mientras tengan una oportunidad laboral o un incentivo. Sin embargo, cuando sean despedidos -como posiblemente suceda con el cambio de gobierno- de las construcciones e instituciones públicas donde están laborando -Metro de Panamá, Techos de Esperanza y Renovación Urbana de Colón- el resentimiento y el desengaño serán peores, sostiene.

‘Apenas se le quite el incentivo volverán a la actividad delictiva. La transformación debe ser integral y no momentánea', dice Toro.

Los empleos los han conseguido de la mano del gobierno, pero cuando queden desprotegidos de este ‘Big Brother', los posibles empleadores obtendrán sus antiguos récords policivos y ellos se encontrarán con situaciones que los golpearán emocionalmente. Fácilmente podrán ser inducidos a retomar su vida pasada para resolver su situación personal.

‘Volverán a las calles. Por más que quieran mantenerse en la línea correcta, no les resultará nada fácil', admite.

Marco Aurelio Álvarez, criminólogo, considera que es necesario hacer énfasis en la prevención temprana para obtener resultados a corto plazo. ‘Hay que proteger a la población infantil (de entre 5 y 12 años) que viene creciendo y vivenciando el modelo delincuencial que componen los que crecieron viciados por la espiral de violencia y crímenes', sostiene.

Aun más: ‘Muchos de estos jóvenes que hoy participan en ‘Barrios Seguros' no tienen conciencia para transmitirle a sus hijos valores morales y espirituales', añade.

El criminólogo concluye que los insumos necesarios para rescatar a la juventud en situación de conflicto social deben verse como una ‘inversión' y no como ‘un gasto'.

EL PROGRAMA

‘Barrios Seguros' surgió con la finalidad de reducir la violencia y la delincuencia en los barrios populares. La idea es brindar atención a los jóvenes pandilleros para reinsertalos en la sociedad.

El programa mantiene su ejecución a nivel nacional. Para formar parte del programa, los jóvenes tienen que pasar por cinco fases distintas en ocho meses.

La primera de estas fases es la captación de los potenciales participantes. Esto se hace a través de encuentros con jóvenes de riesgo social, a quienes después de sellar un compromiso para ingresar a ‘Barrios Seguros' se les abre un expediente del caso.

Luego de su captación y entrega de armas, son orientados, capacitados y mensualmente reciben un bono de $50 quincenales.

La segunda etapa consiste en un tratamiento psicosocial, que permitiría hacer un diagnóstico del problema del participante del programa para establecer el tratamiento que se requiere. En esta etapa también se evalúa su progreso.

El tercer paso es la capacitación vocacional de los participantes en los diferentes centros del Instituto de Nacional de Formación Profesional (Inadeh), que ofrece 69 cursos, entre ellos, albañilería, electricidad, plomería básica, entre otros.

Hasta ahora se contabilizan 2 mil 306 personas graduadas.

En esta etapa, se identifican las necesidades educativas del participante y las ofertas del área donde reside para cumplir con la cuarta etapa, que es la de inserción en el mercado laboral.

La quinta y última etapa es el seguimiento a los jóvenes, explicó el Ministerio de Seguridad.

Mejía concluye que el programa puede tener buenas intenciones, pero la realidad es que el ciudadano se siente inseguro porque no existe garantía de que los jóvenes estén dedicados a las actividades del programa.

‘Este es un paso adelante, pero la ciudadanía no tiene la confianza en que funcionará a corto o mediano plazo', puntualiza.

-------------------------------------------------------------


ESTADÍSTICAS DEL SIEC


Homicidios se reducen este año un 15%, hasta diciembre
A pesar de la importante inversión que se ha hecho en el programa ‘Barrios Seguros', el crimen se mantiene. En el último año se reportaron un total 397 homicidios a lo largo y ancho del país.
Estos números, según las cifras del Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales (Siec), representan una disminución de 15% de los homicidios entre diciembre de 2015 y 2016.
El último reporte del organismo de recolección de información criminal del país indica que la mayor parte de los homicidos (71%) fueron perpetrados con un arma de fuego. Otro 16% de los homicidios se produjeron con un arma blanca. El restante 13% de los homicidios se produjeron con otros objetos.
El documento del Siec al que tuvo acceso este medio de comunicación, también revela que los homicidios reportaron aumentos en ciertas provincias. En Colón, por ejemplo, hubo 7 asesinatos más que en el mismo periodo del año pasado. Este mismo fenómeno se observó en la provincia de Darién donde la cifra de homicidios casi se duplicó de seis a diez.
La provincia de Herrera también reportó un leve aumento de 2 homicidios al pasar de siete a nueve en un año.
Este reporte indica que los domingos son los días que mayor cantidad de homicidios se producen.


comments powered by Disqus