Nacional 02/03/2018 - 12:01 a.m. viernes 2 de marzo de 2018

Bancadas, en batalla legal por Comisión de Credenciales

El jefe de la bancada panameñista, el diputado Miguel Salas, asegura que están en miras a establecer consensos con el resto de las facciones para dilucidar el tema la próxima semana

El futuro de la Comisión de Credenciales aún es incierto. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El futuro de la Comisión de Credenciales aún es incierto.

Gustavo A. Aparicio O.
gustavo.aparicio@laestrella.com.pa

L uego de que el magistrado de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Abel Augusto Zamorano, ordenara suspender lo actuado por el pleno legislativo en relación a la reconfiguración de la Comisión de Credenciales, la bancada del Partido Panameñista y la presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego, de Cambio Democrático (CD), han entrado en una intensa batalla legal ante la CSJ.

Los recursos legales entre uno y otro bando no se detienen. La bancada panameñista interpuso ayer en la Corte un recurso de nulidad contra todo lo actuado en este proceso.

RECURSOS LEGALES

El magistrado Abel A. Zamorano ordenó suspender lo actuado

Tres recursos legales han presentado los panameñistas: dos advertencias de ilegalidad y un recurso de nulidad.

Un recurso de apelación contra lo actuado por el magistrado Abel Augusto Zamorano interpuso la presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego.

La medida surge luego de que, según fuentes panameñistas, la segunda advertencia de ilegalidad presentada por este caso, precisamente contra la votación que desmanteló la Comisión de Credenciales, registrada el pasado 22 de febrero, no fue admitida por la presidenta de la Asamblea.

Por el contrario, se conoció que ayer la diputada Ábrego, como representante legal de la Asamblea, presentó en la Sala Tercera un recurso de apelación contra la decisión tomada por el magistrado Zamorano de suspender lo actuado, luego de recibir la primera advertencia de ilegalidad presentada por los diputados panameñistas Jorge Iván Arrocha, Adolfo Valderrama y Luis Eduardo Quirós, con relación a la alteración del orden del día que permitió, el 21 de febrero, someter a discusión la disolución de la Comisión de Credenciales.

A diferencia de este recurso, sobre el cual Zamorano tomó una decisión inicial, la apelación contra su actuar, deberá ser conocida por los otros dos magistrados de la Sala Tercera de la Contencioso Administrativo, Cecicilo Cedalise y Luis Ramón Fábrega.

ACERCAMIENTO

Según el diputado perredista Pedro Miguel González, en estos momentos se están dando algunos acercamientos con diputados de las diversas bancadas, incluyendo del Partido Panameñista, para tratar de encontrar una solución al tema la próxima semana.

Indicó que mantienen la opción de que el pleno decida por votación la nueva conformación de la Comisión de Credenciales o que exista un consenso con los miembros de las diversas bancadas y se vote una resolución avalando una nueva integración.

Manifestó que por el momento no hay consensos en torno a la posibilidad de que el pleno nombre una comisión ad hoc que, en remplazo de la Comisión de Credenciales, revise los dos nuevos nombramientos para magistrados de la Corte Suprema de Justicia que debe realizar el Órgano Ejecutivo en los próximos días.

BATALLA LEGAL

En tal sentido, el diputado panameñista José Luis Varela manifestó que su bancada agotará todas las acciones legales ‘para impedir que esta acción ilegal y antidemocrática sea ejecutada'.

Sin embargo, señaló que no descarta una salida negociada entre todas las bancadas. ‘Consideramos que se debe reducir este ambiente político negativo por el bien del país', aseguró.

Anunció que apelarán la decisión de la diputada Ábrego de no acoger la segunda advertencia de ilegalidad presentada contra la votación que desmanteló la conformación inicial de la comisión.

El también diputado panameñista Luis Eduardo Quirós expresó que más que acercamiento entre bancadas, lo que existe en estos momentos es una tregua.

comments powered by Disqus