Nacional 09/11/2017 - 12:00 a.m. jueves 9 de noviembre de 2017

Acuerdos con Odebrecht ponen a prueba a la justicia

La audiencia para validar el acuerdo entre Odebrecht y el Ministerio Público ha alcanzado altas expectativas. La sociedad exige se desvelen los nombres de los involucrados en la trama corrupta de sobornos

Acuerdos con Odebrecht ponen a prueba a la justicia

Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

Durante una audiencia programada para este 9 de noviembre en la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público espera se aprueben los acuerdos de colaboración efectuados con la constructora Odebrecht, encaminados a esclarecer la trama internacional de sobornos de la que se hicieron responsables y que en Panamá supuso el pago de al menos $59 millones para hacerse de obras de infraestructura pública.

La diligencia incluye la validación de las declaraciones premiadas de tres ejecutivos de la empresa brasileña con antigua responsabilidad en Panamá, André Rabello, Olivio Rodrigues y, presumiblemente, Fernando Miglacio Da Silva.

‘Preocupa el caso Odebrecht en manos de un Órgano Judicial caracterizado por la interinidad y la falta de independencia',

MAGALY CASTILLO

ACTIVISTA Y ABOGADA

Las altas expectativas de la sociedad, gremios empresariales y profesionales hacen prever que en la cita se puede dar a conocer la identidad de los panameños involucrados en el complejo esquema de corrupción: los nombres de quienes recibieron los sobornos.

La sociedad reclama una investigación completa que contemple las operaciones de la empresa brasileña durante las tres administraciones de gobierno -Martín Torrijos, Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela- desde que se instaló en Panamá, en 2006.

‘#QueremosLaLista (de los involucrados)', dijo Annette Planells, de, Movimiento Independiente (Movin), a través de su cuenta de Twitter .

En la misma red, Miguel Antonio Bernal, abogado constitucionalista, declaró: ‘recomiendo no alimentar muchas expectativas sobre lo de mañana, pues no habrá revelación alguna ni de nombres, ni de apellidos, ni de apodos'.

‘Preocupa el caso Odebrecht en manos de un Órgano Judicial caracterizado por la interinidad y la falta de independencia. Todos alerta', apuntó Magaly Castillo, activista y defensora de los derechos humanos, sobre el acto judicial.

Vía Skype, por conexión de Internet, se espera conocer los testimonios de tres figuras claves en la estructuración del pago de las coimas en Panamá, empezando por Rabello, a cargo de la empresa en Panamá hasta que estalló el escándalo.

Los delatores deberán responder las preguntas del juez de la causa, Óscar Carrasquilla, y corroborar los detalles del acuerdo y cómo ocurrieron los hechos investigados.

El juez puede validar los acuerdos o negarlos por dos posibilidades, que son: la vulneración de derechos fundamentales o por vicios de corrupción o venalidad.

PIEZAS CLAVE

Rabello aparece como la pieza fundamental para descubrir, en el rompecabezas de Odebrecht, cuál es el nombre del presidente panameño que habría impedido la investigación judicial en la operación ‘Lava Jato', nombre con el que arrancó el caso en Brasil.

Este hecho, según la información que ha trascendido en diversos medios brasileños e internacionales, ocurrió en 2014, cuando Ricardo Martinelli dejó el poder para que Juan Carlos Varela lo asumiera.

Rabello, director de la filial de Odebrecht en Panamá, tiene la capacidad para descifrar el lenguaje secreto de la oficina de las coimas y develar quién es ‘aguia', la persona que supuestamente manejaba los sobornos en Panamá y los colocaba a través del sistema financiero.

A Fernado Miglacio Da Silva se le atribuye el control de las cuentas bancarias, a nombre de la Constructora Internacional del Sur, adonde supuestamente llegaron más de $40 millones en coimas de Odebrecht.

Miglacio, según las investigaciones, era uno de los cerebros de la Oficina de Operaciones Estructuradas, en donde los políticos eran identificados con un alias para no ser identificados.

Rodrigues Junior, por su parte, ha sido identificado por las autoridades brasileñas como un operador de lavado de activos, un enlace entre Odebrecht y el Antigua Overseas Bank. Las revelaciones de los testigos del caso indican que Rodrigues se dedicaba a esconder el dinero de Odebrecht.

Rodrigues es también el hombre que registró la sociedad Constructora del Sur en Panamá a través de la que transfirió millones de dólares que justificaba con supuestos contratos a empresas proveedoras de la constructora.

LA MULTA

El acuerdo de colaboración con Odebrecht se firmó el 26 de julio de 2017 y contempla el pago de una multa o sanción por $220 millones a pagar en doce años y cuotas de $22 millones, de los que ya se han cobrado diez y otros diez han sido consignados.

Si se retrasa en los pagos, la empresa recibirá un recargo del 5%.

La empresa se comprometió a proveer información sobre los actos ilícitos cometidos por sus directivos, empleados, administradores o terceros contratados, así como proveedores de bienes y servicios, que desde el 1 de diciembre de 2016 firmaron el acuerdo de indulgencia con Brasil.

La información recogida será utilizada para cotejar los 309 tomos del expediente que adelanta el Ministerio Público sobre la transnacional brasileña.

El acuerdo que debe ser validado por el juez determina, asimismo, la capacidad financiera de la empresa. Además, debe ser aprobado por la Contraloría de la República.

La empresa Odebrecht se hizo con aproximadamente $9,000 millones en obras de infraestructura en Panamá desde 2006 hasta el presente.

LAS COIMAS

Entre los proyectos que obtuvo la empresa están la Cinta Costera, el Metro, Terminal 2 de Tocumen, Saneamiento de la Bahía, Madden Colón, Metro de Panamá, Proyecto Curundú, Sistema de Riego ‘Remigio Rojas' y la rehabilitación del patrimonio histórico de San Felipe.

Bajo este supuesto esquema de sobornos, la empresa pagó un 5% de los contratos obtenidos a políticos panameños -de las tres últimas administraciones gubernamentales-. Es decir, que en este periodo se habrían repartido aproximadamente $450 millones en coimas, según las aproximaciones de algunas investigaciones.

La audiencia de hoy estaba programada para el pasado 26 de octubre, pero fue suspendida por el Juzgado Duodécimo de Circuito Penal, argumentando problemas técnicos para la realización de la videoconferencia con el consulado de Panamá en São Paulo, donde están los entrevistados.

$200 MILLONES EN SOBORNOS

El diario El País de España publicó este miércoles información que corrobora un adelanto del 7 de septiembre, según el que la constructora brasileña pagó $200 millones a 175 personas, entre políticos, empresarios y testaferros, de ocho países de Latinoamérica. Los desembolsos se concretaron mediante depósitos en la Banca Privada d'Andorra. De Panamá, el rotativo presentó documentos confidenciales según los cuales Odebrecht pagó $2.1 millones a los padres de Demetrio Papadimitriu, exministro de Presidencia y exjefe de campaña del presidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014).

La constructora recurrió a una de sus empresas instrumentales, Aeon Group, para transferir los fondos a los progenitores del político, María Bagatelas Papadimitriu y Diamantis Papadimitriu, ya fallecido. Para ocultar el rastro del dinero, los familiares del exministro extremaron las cautelas.

Colocaron como titulares de sus cuentas cuatro sociedades constituidas en el paraíso fiscal de Belice. Papadimitriu, quien negó que estos fondos fueran procedentes de sobornos, salió recientemente de la celda donde permanecía detenido por este caso.

El exministro asegura que los dineros eran provenientes del suministro de materiales a la constructora.

TECNOLOGÍA

AIG viaja a Brasil para revisar conexión

La Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) y el Órgano Judicial enviaron a São Paulo, Brasil, un equipo de asistencia tecnológica para reforzar la red de transmisión de la audiencia de validación de colaboración con Odebrecht y evitar contratiempos en la diligencia judicial reprogramada para hoy.

Según un comunicado del Órgano Judicial, la medida se tomó luego de determinarse que el Consulado de Panamá en São Paulo, desde donde comparecen los convocados, confrontaba dificultades que podían afectar la conexión a Internet y la plataforma Skype, a través de la que ofrecerán sus testimonios los tres representantes de la constructora brasileña citados.

El personal de la AIG estuvo desde tempranas horas de ayer realizando las pruebas necesarias para evitar circunstancias que puedan aplazar este acto de audiencia, que ha sido considerado de vital importancia para el caso. La diligencia judicial estuvo programada en un principio para el pasado 26 octubre, pero fue suspendida precisamente por problemas técnicos de conexión en la videoconferencia con el Consulado de Panamá en São Paulo.

La AIG revisó las facilidades de conexión y se hicieron una serie de recomendaciones previas a la citación de hoy.


comments powered by Disqus