Planeta 15/01/2019 - 8:00 p.m. martes 15 de enero de 2019

Aborígenes panameños defienden su gestión sostenible en materia forestal

El líder indígena resaltó que esto ha llevado a los caciques y al Congreso General a ver el tema con más profundidad y también con detenimiento, para dar los primeros pasos hacia el manejo forestal sostenible

 / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

EFE

Indígenas panameños de la comarca Emberá Wounaan defendieron hoy su gestión en el manejo forestal sostenible y rechazaron señalamientos de "sectores políticos" que los responsabilizan de la supuesta tala ilegal de árboles dentro de su demarcación territorial.

Edilberto Dorigama, quien es el presidente del Congreso General Emberá Wounaan, dijo a Efe que esta comarca, creada en 1983 y situada en la selvática provincia de Darién, es "pionera" en el país en el tema del manejo forestal sostenible desde el año 2003.

Añadió que producto de estos planes "resulta claramente que más del 80 % del territorio o los bosques naturales de la comarca son del tipo forestal", con una elevada cantidad de árboles.

El líder indígena resaltó que esto ha llevado a los caciques y al Congreso General a ver el tema con más profundidad y también con detenimiento, para dar los primeros pasos hacia el manejo forestal sostenible para beneficio de la comunidad y con el apoyo de los organismos internacionales que han dado su aporte.

Destacó que la comarca ha trabajado "a capa y espada" por el bien de la conservación de los recursos naturales y en especial del tipo bosque, para lo cual, dijo, "se ha hecho un sacrificio por más de 14 años incentivando todo el tema del manejo forestal sostenible desde un principio".

En razón de ello, Dorigama consideró como bastante contradictorio con el esquema de trabajo que realizan los caciques y el Congreso General para el manejo forestal sostenible, que algunas personas que están vinculadas a diferentes partido políticos, que no identificó, acusen a la comarca de ser "promotora de la tala ilegal".

Dorigama manifestó que la tala ilegal de árboles "es un problema que se da fuera" de sus límites.

Pero resaltó que incluso "dicen que la tala ilegal dentro de la comarca se produce con la autorización del Ministerio de Ambiente (MIAmbiente)", lo cual "es una información mal intencionada" y que "puede llevar a confusión a nivel de los organismos internacionales donantes".

Agregó que entre estos organismos se encuentran la Organización Internacional de Maderas Tropicales, la Unión para la Conservación de la Naturaleza (UCN) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), entre otros, además de la Unión Europea (UE) que en conjunto con MiAmbiente y la comarca realizó un estudio de trazabilidad forestal.

Mediante el estudio se dio seguimiento de cómo estaba funcionando este proceso de trazabilidad forestal "de los bosques a la comarca y al mercado y la industria nacional", indicó Dorigama, quien dijo que este proceso lo están implementando ellos a nivel tecnológico digital.

Dorigama también se refirió a los beneficios que le produce a las comunidades de la comarca la comercialización forestal sostenible.

Explicó que en 2017 la comunidad de Bajo Chiquito produjo un ingreso por encima de los 256.000 dólares con una sola zafra, lo cual dio como resultado la construcción de 54 nuevas viviendas en esa comunidad.

"Como se puede ver, se produce una ganancia y a la misma vez en el tema social de infraestructura, dependiendo de las necesidades a las que le dé prioridad la comunidad", señaló.

El presidente del Congreso Emberá Wounaan dijo que tienen una "canasta de entre 12 a 16 productos maderables" que comercializan de forma sostenible, de los cuales los más comerciales son el bálsamo y el almendro, que son maderas duras, así como también el espavé, el cedro espino, entre otros.

La provincia de Darién, limítrofe con Colombia, es una zona expuesta a la deforestación en la que crecen especies de árboles altamente cotizadas en Asia, EE.UU. y Europa como el bálsamo, la caoba nacional o el cocobolo, cuya extracción está prohibida desde hace varios años.

Desde 1980, además, es el parque nacional más grande de Centroamérica, con 579.000 hectáreas, que fue declarado Patrimonio Mundial en 1981 por la Unesco y Reserva de la Biosfera en 1982.

comments powered by Disqus