27/11/2011 - 12:00 a.m. domingo 27 de noviembre de 2011

Tomás Herrera y su legado

D entro del calendario de la nacionalidad panameña existe una serie de acontecimientos nacionales que ocurrieron también en el mes de no...

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

D entro del calendario de la nacionalidad panameña existe una serie de acontecimientos nacionales que ocurrieron también en el mes de noviembre, pero que sin duda alguna no se le ha dado la connotación histórica que se merecen.

El 18 de noviembre de 1840, un grupo de notables panameños liderizado por el general Tomás Herrera decide romper relaciones con la Nueva Granada y establecer un Estado soberano e independiente denominado ‘Estado Libre del Istmo’.

Víctor Florencio Goytía, lo denomina como ‘La Primera República’. Los antecedentes de esta separación tienen su origen, según el historiador colombiano Eduardo Lemaitre, en la famosa guerra civil de ‘Los Supremos’, que produjo que a lo largo y ancho de Nueva Granada los gobernadores de departamentos se declararan en Estados Libres y Soberanos.

Tomás Herrera, para llegar a convertirse en jefe del Estado Libre del Istmo, tuvo que enfrentar la insurrección de Juan Eligio Alzuru, quien además de intentar separar al Istmo de Panamá de la Nueva Granada, cometió una serie de vejámenes y barbaries, lo cual motivó el descontento del pueblo panameño. Es ahí cuando Tomás Herrera se convierte en el regente Panamá.

Esta tercera separación duró catorce meses, hasta diciembre de 1841, en los cuales se erigió una Constitución, la cual es la primera Carta Magna redactada en suelo istmeño. Tomás Herrera, como político era un visionario que estaba consciente de que Panamá, tarde que temprano, entraría a formar parte del concierto de naciones soberanas. Así lo dejó plasmado en su discurso de toma de posición: ‘Privilegiado por la Divina Providencia, el Istmo contiene en sí un germen de engrandecimiento negado a todos los demás puntos del Globo, el cual consiste en estar llamado a ser el emporio del comercio universal por medio de una comunicación intermarina, ya sea acuática, ya terrestre, ya mixta. El Istmo debe un día venturoso recibir tributo de todas las naciones de las cinco partes de la Tierra, y todas las naciones tienen derecho a que se les facilite por esta vía el cambio de sus diversos productos. Pero es seguro que tal acontecimiento no tendrá lugar nunca mientras el Istmo, haciendo parte de la Nueva Granada, haya de recibir de ellas sus leyes’.

No se consolido el Estado panameño en ese momento, porque no logramos el reconocimiento ni el apoyo de otras naciones, a pesar de que se hicieron las gestiones diplomáticas para conseguirlo, por ejemplo el gobierno de Ecuador, consideró más oportuno la mediación con Colombia; Pedro de Obarrio, realizó gestiones por lograr el reconocimiento de Costa Rica y buscar un Tratado de Paz, Amistad y Comercio. Con EE.UU., fue designado Guillermo Radclife, para buscar su apoyo, el cual fue infructuoso. Quizás estas fueron las principales razones por las cuales la gesta de Tomás Herrera fracasó.

A través de una negociación engañosa, Panamá se reincorpora a Colombia a finales de 1841, poniendo fin a la Primera República; Tomás Herrera, fue engañado, pese a que el acuerdo de reincorporación establecía que no existirían persecuciones contra los secesionistas. Se mantuvo alejado hasta 1845, cuando vuelve a ser nombrado gobernador de Panamá, posterior ocupa el Ministerio de Guerra y Marina, también ocupa el cargo de gobernador de Cartagena. Y siendo miembro del Congreso colombiano, llegó a ocupar el cargo de presidente de la República de Colombia. El general Tomás Herrera, panameño valeroso, es uno de los personajes más importantes del Istmo en el siglo XIX, su vida debe ser objeto de estudio, como parte del rescate de nuestra identidad nacional.

ABOGADO

comments powered by Disqus