09/01/2012 - 12:00 a.m. lunes 9 de enero de 2012

La llama encendida: Los Mártires del 9 de enero

El calendario cívico panameño inicia anualmente con la conmemoración de uno de los sucesos históricos más trascendentales y vigentes del...

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

El calendario cívico panameño inicia anualmente con la conmemoración de uno de los sucesos históricos más trascendentales y vigentes del siglo XX, el Día de los Mártires, cada 9 de enero. Según los protagonistas y la historiografía tradicional, esos hechos crearon un ‘horizonte de expectativa’ que culminó con la descolonización del país, la integración territorial y la devolución del Canal a Panamá en 1999.

El Día de los Mártires forma parte del arduo proceso de construcción nacional de Panamá y como parte de ese proceso, la creación de los héroes nacionales. Justamente, el 9 de enero dotó al país de 21 de esos héroes, estudiantes que murieron defendiendo la soberanía del país contra la presencia militar y civil estadounidense acantonada en la Zona del Canal. Estos héroes corresponden con esos personajes que son exaltados por la mentalidad colectiva y que se recuerdan a través de obras y diversas actividades. Los mártires del 9 de enero, en efecto, son recordados desde hace 48 años mediante un día de Duelo Nacional y también con diversos ‘lugares de memoria’, concepto acuñado por el historiador francés Pierre Nora y que se refiere a la colocación del nombre a las calles, la develación de monumentos y demás obras materiales e inmateriales, como la poesía, la novela y las pinturas; además de la ‘llama eterna’ en el Centro de Capacitación Ascanio Arosemena. Estos ‘lugares de memoria’ constituyen los signos del recuerdo de una fecha clave del pasado panameño.

Es oportuno recordar que a inicios de la República fueron promovidos Vasco Núñez de Balboa, el general Tomás Herrera y Urracá, como héroes nacionales, pero es necesaria una investigación histórica más rigurosa que analice el recuerdo de estos personajes en la población panameña; pero no cabe duda que los mártires cumplieron con el papel asignado a los héroes nacionales, ‘servir de inspiración a los vivos’, como dijera Anthony Smith. Es decir, que el sacrificio de los mártires conformó una época dorada del pasado panameño, necesaria de recordar y que al no caer en el ‘olvido’ transmite a los panameños la vigencia de la nación y su pasado glorioso. Es por esto que esa gesta es reelaborada desde 1964 por los distintos sectores sociales, según los contextos históricos de Panamá.

Tras 48 años de conmemorar el Duelo Nacional por los mártires, la fecha está inmersa en el contexto del mundo globalizado y la crisis actual del Estado Nación, pero no por eso deben soslayarse algunas reflexiones sobre la misma. El recuerdo de los mártires significó la eliminación de la ‘cerca’ que rodeó la Zona del Canal, muestra fehaciente de la condición neocolonial de Panamá en el siglo XX; pero, ¿cuáles son las nuevas ‘cercas’ que encara Panamá en el siglo XXI?, tal vez, una de ellas sería la desigualdad social y económica entre la población panameña, una tarea pendiente de todos; pero también los mártires plantearon un proyecto político de país, necesario de revisar en la actualidad ante la transnacionalización de Panamá y, por último, es necesario indagar ¿qué conoce del 9 de enero y qué proyecto de país vislumbra la ‘juventud virtual’ de Panamá?

HISTORIADOR

comments powered by Disqus