La llorona 15/02/2018 - 12:00 a.m. jueves 15 de febrero de 2018

La llorona del 15 de febrero del 2018

Glosas de la realidad política de Panamá del 15 de febrero del 2018

La Llorona
llorona@laestrella.com.pa

PREVOCH

Nadie entiende ni nadie sabe qué fue lo que pasó con la fianza al Loco que un día la jueza la concede y al otro día, la misma jueza la suspende. Si a eso le añadimos que fue la mismísima embajada de Clayton la que distribuyó la información, como que aquí hay gato encerrado. ¡Ajoooo!

RUIDO

Mucho ruido está causando los supuestos movimientos de tropas, justo después del periplo de Tillerson por Suramérica. Que al que tiene con más palpitaciones por segundo es a Maduro. ¡Chanfle!

¡AY, NOS EQUIVOCAMOS!

El abogado Norman Castro fue excluido de la nefasta Lista Clinton. Después de ponerlo en corredera y haberlo sometido a una muerte comercial sin causa, ahora los gringos lo sacaron de la lista como si nada. ¡Canallada!

NUEVAS SIGLAS

Me mandan esto: ‘El Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas, mejor conocido como TACP, debe cambiar sus siglas. Ahora debe ser identificado como VISO (Viaja Intensamente Sin Oposición). Muy rico es conocer el mundo con la plata de los contribuyentes'. ¡Sin comentarios!

FALTÓ EL FOLKLORE

La verdad es que cada vez extraño más los elementos del folklore nacional en el Carnaval de Las Tablas. Las enormes tarimas en el Parque Porras se llenaron de discotecas y los alrededores se convirtieron en cantinas al aire libre. En el desfile nocturno brilló por su ausencia lo netamente panameño.

FALTÓ EL FOLKLORE II

Qué diferencia fueron los carnavales de Parita y Santo Domingo de Las Tablas, donde hubo desorden con orden, sana diversión y un desfile de polleras excelente, resaltando la más pura tradición del país. Me quedaron ganas de regresar el 2 de marzo de 2019 para celebrar los carnavales en estos dos pintorescos pueblos de nuestro interior, pero en Las Tablas, si no rescatan lo folklórico, se perderá lamentablemente la esencia de esta fiesta.

¿PLEBISCITO?

Un grito de los tableños después del jolgorio fue pidiendo el plebiscito, para definir de una vez por todas si se quedan tres tunas o hay una sola, representativa de todos. Un detalle que llamó la atención fue que la reina de Calle Abajo no pudo bajar a Punta Fogón, porque tenían la calle trancada con una enorme tarima y una discoteca.

GUARDANDO MUNICIONES

A diferencia de otros carnavales, este año no hubo ni aspirantes presidenciales ni a diputados caminando entre las tunas. Lo único que vi en Parita fue un carro cisterna perteneciente al ingeniero Edwin Zúñiga, repartiendo gorras moradas, rojas, verdes y amarillas, completamente libres de propaganda.

SE MANTIENE EL ABUSO

Al parecer nadie en las instancias debidas se preocupa por el incremento anual en el costo de los textos escolares. Cada año, piden renovarlos previo cambio de la portada o de varias páginas. Se mantiene la costumbre de que las casas editoriales paguen paseos al extranjero y estadías en hoteles ‘todo incluido' a funcionarios que deben establecer el uso de esos textos.

SE MANTIENE EL ABUSO II

¿Cómo se explica que un libro para un preescolar cueste más de 70 dólares o que libros de materias básicas para secundaria estén por el orden de los 120 y 90? Un padre de familia debe invertir en útiles un mínimo de 450.00, si corre con suerte. Imaginemos una familia con tres menores en edad escolar, los páramos que debe pasar para dotarlos de los libros. Y falta el transporte, la lonchera y la pedidera en los planteles. ¡Ajoooo!

¿QUIÉN ACTÚA?

Los diputados en la Asamblea Nacional, que son expertos en debatir temas como el día de la cutarra, del almojábano, del sombrero pintao', de las enaguas de colores, de los piropos, no han valorado el impacto beneficioso que sería legislar sobre los textos escolares y su utilidad como mínimo por tres años, al igual que regular los precios de venta. Se comenta que en Colombia, donde se imprimen esos textos, el costo es bajísimo, por lo que no se explican los precios acá.

comments powered by Disqus