Entre Líneas 05/10/2017 - 12:00 a.m. jueves 5 de octubre de 2017

El voto por miedo, castigo o esperanza

Por un siglo permitimos que los Estados Unidos nos manejara a su antojo


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Dicen algunos teóricos políticos que en las elecciones de un país rigen tres aspectos sobre los cuales las personas votan: miedo, esperanza o castigo. Y cualquiera de estos tres factores puede estar presente en las elecciones de 2019 en Panamá y los ciudadanos se van a inclinar por cualquiera de ellos. Sin embargo, como estamos en el comienzo de la etapa electoral, donde los primeros en salir a la pista son los que aspiran a ser electos para los diferentes cargos desde la ventana de la libre postulación, es importante que los ciudadanos tengan como base algunos aspectos importantes para que tomen esta importante decisión. Y es que en 2019 nos jugamos una carta importante sobre el futuro del país. Necesitamos hombres y mujeres que sienten bases sólidas para la consolidación democrática y alcanzar el grado de desarrollo humano. Nos jugamos la carta sobre la distribución equitativa de nuestra riqueza. Nos la jugamos porque Panamá no tiene otra oportunidad tan extraordinaria para saltar al mundo como un país con peso específico en las decisiones importantes. Por un siglo permitimos que los Estados Unidos nos manejara a su antojo. Que hasta 2009 pusieron presidentes. Que nos sigan diciendo qué hay que hacer y en qué no debemos meternos sobre seguridad. Ahora, con la nueva relación con China, lo que no debemos hacer los panameños es dejarnos llevar solo por lo que le interesa a la nación asiática. Esta nueva relación nos abre el espacio específico para tener esa voz entre los grandes. Pero todo depende de a quién elijamos y por tanto, antes de votar hay que preguntarse: ¿está preparada esa persona para lidiar con estos asuntos? ¿Qué está haciendo hoy ese candidato/a por el país, fuera de recoger firmas o venderse como la divina pomada? En esta ocasión, el voto tiene que ser muy razonado y no solo decidir por el miedo o el castigo, sino por la esperanza de que Panamá no volverá a perder tres décadas como ha sido engañada por los que nos dijeron que iban a ser mejor que los de la dictadura.

comments powered by Disqus