Entre Líneas 02/04/2017 - 12:00 a.m. domingo 2 de abril de 2017

Volvió la sensatez

La oposición venezolana tampoco está consolidada para gobernar y llevar paz al país.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Ya lo hemos dicho. Venezuela está sumida en una crisis política, económica y social de la cual no va a poder salir si no es a través del diálogo y el acompañamiento internacional. La insensatez de Nicolás Maduro y su séquito de consejeros lo llevó a cometer la estupidez de cerrar el Parlamento, lo que fue entendido por todo el mundo como un golpe de Estado desde el poder. Por fortuna el Tribunal Supremo de Venezuela echó para atrás la medida, tras el repudio internacional. Ahora bien. La oposición venezolana tampoco está consolidada para gobernar y llevar paz al país. Hay demasiados grupos y cada cual con sus intereses. Entonces, lo que cabe es una transición tutelada por la ONU o por algunos países de la región, de manera que se permita la vuelta a la institucionalidad vía elecciones generales. Maduro debe separarse del cargo y permitírsele salir del país como ocurrió en Haití con Cedrás y Biambi. Llevar al extremo la situación le hace daño no a Maduro y el chavismo, si no al pueblo venezolano que de por sí es el gran perdedor en toda esta crisis. Ocurrió en Panamá con la invasión de 1989 y todavía no sabemos cuántos muertos nos costó, aparte del grave daño económico, con un barrio totalmente destruido y los comercios saqueados. Venezuela debe entrar en la reconciliación y su mejor camino es el diálogo. Seguir como va, es caer en un abismo que nadie sabe cómo terminará.

comments powered by Disqus