Entre Líneas 06/02/2019 - 12:00 a.m. miércoles 6 de febrero de 2019

Vivir la experiencia

El problema con el turismo en Panamá consiste en que los propios panameños no sabemos definir esta empresa

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Panamá tiene que reforzar su campo y garantizar la seguridad alimentaria de su sociedad. Pero de la mano con el desarrollo del agro, la apuesta por el turismo es fundamental. Y es que el turismo es la empresa más democrática, porque él permea desde lo alto hasta lo más bajo. El problema con el turismo en Panamá consiste en que los propios panameños no sabemos definir esta empresa y mucho menos trabajamos por el servicio como herramienta integral para hacer florecer este negocio. Afortunadamente, la Jornada Mundial de la Juventud nos aterrizó en el producto que, como panameños, debemos ofrecer a los turistas. Ya está medido que el visitante lo que quiere es vivir la experiencia, sentirla, gozarla, disfrutarla y llevarse grabado en sus recuerdos los momentos felices de su pasaje por esta tierra. En pocas palabras, el turista quiere disfrutar de la junta de embarre, de nuestras costumbres y de los festivales autóctonos que nos identifican... Hace años se apostó por el turismo de playa, pero el producto solo quedaba en eso: licor, comida, piscina y playa. Pero los visitantes quieren más. Es necesario que los empresarios turísticos empiecen a crear circuitos de visitas, de manera que se le ofrezca a los visitantes conocer el verdadero Panamá. Festivales como El Manito, el de la Naranja, el Sombrero Pinta'o; incluso las conmemoraciones religiosas, como la procesión de Portobelo, Atalaya o la del Cristo de Esquípulas, se les pueden definir como productos turísticos. Panamá sí tiene qué ofrecer y cómo hacer vivir la experiencia de cada turista. Eso sí, lo primero que hay que hacer es unir esfuerzos y todos remar para el mismo lado.

comments powered by Disqus