Entre Líneas 10/07/2018 - 12:00 a.m. martes 10 de julio de 2018

Viernes Negro

Hoy, hace 31 años, los Doberman de Noriega, reprimieron violentamente a los manifestantes que exigían la vuelta a la democracia y la salida de los militares del poder


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Cuando los dirigentes echan a un lado el objetivo básico de todo gobernante que es trabajar por el bien común y, en su lugar, lo hacen para favorecer intereses particulares y propio, no cabe duda que el país transita hacia el abismo y la anarquía. Fue precisamente eso lo que ocurrió en 1968, cuando el bien común era presa de los intereses y provocó el golpe de Estado. Pero luego el régimen militar terminó engullido por su propia trampa y la anarquía se apoderó de Panamá. Hoy, hace 31 años, los Doberman de Noriega, reprimieron violentamente a los manifestantes que exigían la vuelta a la democracia y la salida de los militares del poder. Fue aquel ‘Viernes Negro' que quedó en la historia para recordarle a los panameños que tienen que defender la democracia y luchar por el bien común. Por desgracia, la dirigencia después de la caída de Noriega no cimentó la democracia y en su lugar dio paso a los mismos vicios del 68 que provocaron el golpe de Estado. Hoy Panamá transita por una plutocracia vergonzosa y la lucha de intereses por la riqueza nacional está conduciendo al país hacia un abismo injustificable. Los primeros síntomas se notan con el aumento de desempleo, la merma en el crecimiento económico, la falta de circulante en la calle, el aumento de los servicios y la vergonzosa deuda pública que aumenta a segundos… Los panameños que fueron reprimidos aquel Viernes Negro no lo hicieron para volver a esto. Se sacrificaron por el bien común y eso hay que rescatarlo antes de que sea demasiado tarde.

comments powered by Disqus