Entre Líneas 02/08/2017 - 12:00 a.m. miércoles 2 de agosto de 2017

Venezuela, una confrontación que debe parar

 La vida de López y Ledezma está en juego, así como la de miles de venezolanos que padecen un cerco de hambre y desesperación. 

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Venezuela está atravesando su peor momento, aunque puede ponerse peor. La decisión del Gobierno chavista de llevarse prisioneros a los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, demuestra que los resultados del proceso electoral para la Constituyente propuesta por Nicolás Maduro fue un rotundo fracaso. Ambos políticos estaban con una medida cautelar de casa por cárcel y ahora nuevamente fueron llevados prisioneros como escarmiento. Históricamente los regímenes totalitarios siempre desencadenan en situaciones traumáticas para el país, pero más para quienes detentan el poder. Y es que los dictadores, o terminan presos o terminan muertos. Un ejemplo de cómo un dictador que iba por la misma vía de Maduro, pero logró recapacitar a tiempo, fue Raoul Cédras y su lugarteniente Philippe Biamby, quienes aceptaron una transición pacífica y se retiraron del poder. Ambos ahora son residentes en Panamá, por esa capacidad que tiene este país de servir como ‘solucionador' de problemas de países hermanos. En el caso de Venezuela, las cosas han llegado a un nivel muy extremo. La vida de López y Ledezma está en juego, así como la de miles de venezolanos que padecen un cerco de hambre y desesperación. Es oportuno abrirle espacio a Maduro y a su cúpula, para que tengan la oportunidad de Cédras y Biamby, de manera que Venezuela tenga una transición ordenada hacia un nuevo renacer. Ya no se trata de quién tiene la razón; de lo que se trata es de encarrilar el país por un sendero nuevo y democrático que sea ganar-ganar.

comments powered by Disqus