Entre Líneas 01/07/2018 - 12:00 a.m. domingo 1 de julio de 2018

El último período legislativo

La Asamblea Nacional es hoy en día objeto de un desprestigio total

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Panamá entra en la recta final del quinquenio y hoy se estrena una nueva junta directiva de la Asamblea Nacional. Pero este período justo se diferencia de los cuatro años anteriores, porque aquellos fueron de una Asamblea que cohabitaba con el gobierno. En este último año, varios son los temas de gran importancia para el país. Aparte de la ratificación de los dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, también está la posible aprobación de reformas constitucionales o la convocatoria a la Asamblea Constituyente paralela. Mas este último tema de vital importancia no debe caer en la diatriba entre grupos políticos adversos, sino que debe ser parte del consenso nacional. Hoy el país se encuentra inmerso en una división producto de esa cohabitación entre gobierno y Asamblea. Y es que el papel del Legislativo debe ser el de contrapeso al Ejecutivo. Los primeros años no fue así; los diputados aprobaron cuanto les ordenó el Ejecutivo y hoy ellos mismos son objeto de un desprestigio total, porque no cumplieron su papel. Y no se trata de oponerse al Ejecutivo, pero tampoco de entrega y sumisión como fue en los primeros años. Estos 12 meses que tienen por delante, que sirvan a los diputados para trabajar por el país y elevar al sitial que corresponde a este órgano que hoy está salpicado de actos reprochables por toda la sociedad.

comments powered by Disqus