Entre Líneas 30/08/2018 - 12:00 a.m. jueves 30 de agosto de 2018

Terreno movedizo

Hacerlo ahora crea inestabilidad como lo que está pasando


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Hay una situación real: ¡Panamá tiene un modelo político desgastado! Los diferentes sectores tienen su visión-país: Apede, empresarios, Conato, Concertación Nacional, partidos políticos y el Gobierno de turno, todos, individualmente, tienen su plan. Sin embargo, bajo esos prismas, no hay unidad para enfrentar los problemas apremiantes. ¡Y allí radica el estancamiento! Si a esto se agrega que el Gobierno de turno hace lo imposible para que el partido Panameñista sea reelecto y así logre cruzar, por primera vez, ese peldaño vedado por años, la situación empeora. Empeora, porque no se está solucionando un problema; se está trabajando para satisfacer un ego. Si a todo este asunto se le agrega que el grupo económico que se ha beneficiado con la actual gestión gubernamental no quiere ser desplazado, este ingrediente atiza más las diferencias y el país comienza a dividirse irremediablemente. Y es que hay todo un plan para desestabilizar las instituciones y evitar que un nuevo Gobierno entre a hacer lo que no se hizo al principio del quinquenio. Porque la lógica decía que sí hay que hacer cambios radicales, pero no al final de un período, sino al principio. Hacerlo ahora crea inestabilidad como lo que está pasando. Urge poner un alto, porque transitamos por un terreno movedizo que lejos de cumplir con el plan de los actuales regentes, gubernamentales y económicos, lo que hace es crear inestabilidad. Panamá es más que corrupción; Panamá es un país que puede convertirse en brújula para la región, logrando un grado de desarrollo humano a corto plazo. No se debe desaprovechar la coyuntura para forjar un país con instituciones sólidas y funcionales.

comments powered by Disqus