Entre Líneas 25/10/2017 - 12:00 a.m. miércoles 25 de octubre de 2017

Los tentáculos del narcotráfico

Y el problema ha tomado dimensiones muy grandes

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

El negocio de las drogas se ha convertido en el verdadero enemigo de nuestras sociedades. Y no solo se trata de cuánto daño le causa en su salud a la persona, sino todo lo que esto conlleva alrededor de la familia y de las comunidades. Y el problema ha tomado dimensiones muy grandes, cuando los narcotraficantes ahora han incursionado en la política. Ya no solo es la distribución y venta de la droga, sino el lavado de los lucrativos ingresos que les entran y el manejo del poder. Como los obstáculos son cada vez mayores, entonces los narcos se convierten en autoridad. Se les ve vestidos de políticos, con saco y corbata y como agentes del orden público. Muchos nos preguntamos ¿cómo es que la campaña política de un diputado cuesta mucho, muchísimo más de lo que obtiene en ingresos brutos por su tiempo en el cargo? La respuesta está en que los narcotraficantes decidieron entrar al poder, ser los regentes, ser los funcionarios que manejan la ley o hacen las leyes. Sus tentáculos han llegado hasta poner magistrados y convertirse en agentes del orden público. Incluso, muchos los confunden como piezas del organismo policial que han sido cooptadas, pero en realidad son mucho más. Son verdaderos narcotraficantes, pero en su escala, que poco a poco van surgiendo de nivel. Son dueños de áreas que protegen como si fuesen jurisdicciones comunales o provinciales, que atienden diligentemente. ¿Cómo es posible que aquí se identifican las pandillas y estas sigan operando como si nada? Algo anda mal y como sociedad debemos desarticular este organigrama perverso y evitar que el problema sea más difícil. ¡Aún estamos a tiempo!

comments powered by Disqus