Entre Líneas 06/08/2018 - 12:00 a.m. lunes 6 de agosto de 2018

Servilismo malsano

 Esa conducta denota una falta de autoestima o de respeto a sí mismo


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

El servilismo o la conducta generalizada de servir ciegamente a la autoridad con el ánimo de recibir algún beneficio es una de las causas más comunes del éxito temporal de las dictaduras. Esa conducta también se observa en gobiernos electos en democracia. Esa conducta denota una falta de autoestima en el individuo o de respeto a sí mismo y no es más que la carencia de dignidad personal. Por desgracia, esa conducta o comportamiento se ha generalizado a tal punto de que los gobernantes, y en época electoral los políticos, en vez de promover la dignidad de los funcionarios y electores, fundada ésta en el respeto a una carrera administrativa eficaz, pareciera que disfrutan del servilismo, de las loas, de las prácticas oportunistas... Disfrutan de la simulación incluso a sabiendas, en su fuero interno, de que estas conductas no son sinceras y que solo son producto de la necesidad de mantener una posición en el engranaje gubernamental u obtener una canonjía o un beneficio. Un ejemplo lo vivimos aquí cuando cayó la dictadura y observamos cómo los serviles de siempre empezaron a mutar en sus lealtades. Ese servilismo se ve alrededor de Maduro en Venezuela, donde todo se le justifica, o se le ve en Nicaragua, alrededor de Ortega. No importa el daño que le están causando a su propio pueblo, ellos aplauden al amo momentáneo. Ojalá los panameños hayamos aprendido del pasado reciente y no vuelva a repetirse ese servilismo a ninguna figura, sea dictador o aquel dirigente electo. Ver lo que pasa en Venezuela y Nicaragua da tristeza y coraje.

comments powered by Disqus