Entre Líneas 13/09/2018 - 12:00 a.m. jueves 13 de septiembre de 2018

Respetar el sacrificio de un país

Ceder esta área para enarbolar otra bandera que no sea la panameña es como volver a entregar parte de nuestro territorio a un país extranjero

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Es lógico que China pida un área para instalar su embajada en la entrada del Canal. Por simbolismo, por arrogancia, por demostración de fuerza, China quiere su sede de América en la entrada del Canal. Mas, esos son los intereses de China y Panamá, por ese mismo simbolismo, por lo que significa la recuperación del Canal, no debe ceder ni entregar a ninguna nación extranjera lo que representa la lucha generacional de todo un país, en esta área tan preciada a la entrada pacífica del Canal. Aplaudimos las nuevas relaciones diplomáticas con China, pero el país asiático debe comprender que nuestra historia y nuestros sacrificios no pueden ser vulnerados y que si en algún momento los actuales regentes del Gobierno les prometieron o garantizaron esa área, sepa que el pueblo panameño lo rechaza y que mal comienzan si no desisten de su petición. La nueva embajada China puede estar en cualquier parte del área revertida. Bien puede ser Clayton, Albrook o en el centro de la ciudad. De hecho, tanto la embajada gringa como la rusa están en estas áreas. Sabemos de la importancia de estas relaciones diplomáticas y sabemos de la importancia de China en materia económica y como potencia en el mundo; pero también sabemos que los chinos conocen perfectamente la historia panameña y lo que representa la Calzada de Amador para todo un país. Ceder esta área para enarbolar otra bandera que no sea la panameña es como volver a entregar parte de nuestro territorio a un país extranjero. Así lo sienten los panameños y así lo debe entender el Gobierno chino.

comments powered by Disqus