Entre Líneas 08/07/2018 - 12:00 a.m. domingo 8 de julio de 2018

Reglas claras

 Lo que menos se quiere es actos teñidos de dudas y que aticen que la maleantería en estos actos públicos siguen vivitos y coleando. 

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Para que un país funcione bien deben existir reglas claras. Y de ellas, la seguridad jurídica es un componente significativo para aumentar nuestra competitividad y captar las inversiones extranjeras. Por eso, las licitaciones públicas donde participan empresas extranjeras deben hacerse con la mayor transparencia y seriedad administrativa posible. En el Índice de Competitividad Global 2017–2018 publicado por el Foro Económico Mundial, vemos que Panamá perdió competencias precisamente por una baja calificación en seguridad jurídica. Las licitaciones públicas, como la del cuarto puente sobre el Canal de Panamá, que son de interés nacional, es una muestra de cuando las cosas no se hacen bien. Esta licitación ha dejado muchas dudas por la forma en que se conformó y manejó el punto de las comisiones evaluadoras, hechos que esparcen sospechas de que solo sirven para camuflar con supuesta transparencia la escogencia de la empresa ganadora, pero que de antemano ya el dedo corrupto la había seleccionado. El país requiere de actos públicos transparentes que ayuden a fortalecer la institucionalidad y promuevan un clima de seriedad que apalanquen nuestro desarrollo con inversiones crecientes, generadoras de riqueza, a través de nuevas y mayores fuentes de empleo. Lo que menos se quiere es actos teñidos de dudas y que aticen que la maleantería en estos actos públicos siguen vivitos y coleando.

comments powered by Disqus