Entre Líneas 04/01/2018 - 12:00 a.m. jueves 4 de enero de 2018

Un problema mal enfocado

‘Urge subirle la moral a los policías y hacerlos sentir orgullosos [...]'

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La inseguridad es un problema muy serio y como tal debe ser atendido. Sin embargo, la dicotomía del enfoque nos hace perder la perspectiva real de qué es lo que debemos hacer. En primer lugar, nuestra Fuerza Pública es una policía, no un ejército. Segundo, nuestra prioridad es la protección de nuestros ciudadanos, no de los de otros países. Si bien es cierto que el problema del narcotráfico es un asunto global, debemos atenderlo con los recursos que nos proporcionan para eso y no destinar los de nuestra seguridad ciudadana. Los policías tienen que ser equipados y entrenados para que sirvan a la sociedad; que generen respeto y ganen la confianza de la gente. Hoy, estamos dándonos golpes de pecho por la cantidad de toneladas de drogas que incautamos, pero no podemos decir lo mismo con la delincuencia de calle, esa que se mete a las casas, que rompe ventanas y atemoriza a la población. Ya es común vivir encerrados entre rejas, porque no hay otra manera de vivir. Esa delincuencia la estamos dejando crecer, que madure y quizás, cuando vayamos a despertar, ya se ha ramificado hacia otro monstruo del crimen. Tenemos que enfocar el verdadero problema de la inseguridad en el país y darle un giro a la forma como hoy atendemos este asunto. Urge subirle la moral a los policías y hacerlos sentir orgullosos de que su deber es proteger y servir.

comments powered by Disqus