Entre Líneas 05/09/2017 - 12:00 a.m. martes 5 de septiembre de 2017

La política del engaño

Hacer lo contrario es seguir promoviendo una política de engaño.


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Hoy salen algunos rasgándose las vestiduras con una supuesta defensa de la nación y hacen llamados para cambiar la Constitución por el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que favoreció al exministro José R. Mulino en el caso Finmeccanica. Pero esos mismos que hoy quieren cambios constitucionales, son los mismos que convencieron al Gobierno panameñista de no hacer la Constituyente porque no era el tiempo adecuado. En pocas palabras, este es el claro ejemplo de que el poder se usa para beneficiarse y hoy, como un fallo echa por tierra el control general del poder y se les rebela la Corte, entonces hay que cambiar a los magistrados. Panamá sí necesita una nueva Constitución, pero no para favorecer a un grupo económico determinado, sino para salvaguardar el orden en el país y en beneficio de toda la sociedad. Una nueva Constitución para cambiar el sistema de escogencia de los magistrados; que sean funcionarios bien pagados y con no menos de 55 años de edad. Que su cargo sea vitalicio para que no sean sujetos a presiones de ningún sector. Igual pasa con la Asamblea Nacional, que es donde verdaderamente está el problema, porque tiene que ser independiente y un ente de contrapeso, porque hoy es un órgano subordinado al Ejecutivo y sus miembros son mandaderos del gobernante de turno. Necesitamos una Asamblea con menos miembros y que sus representantes sean escogidos a nivel provincial o nacional. La coyuntura no está para llamados de rebelión o para satanizar magistrados. Hay que hacer un cambio integral, con un Gobierno de unidad. Hacer lo contrario es seguir promoviendo una política de engaño.

comments powered by Disqus