Entre Líneas 10/11/2017 - 12:00 a.m. viernes 10 de noviembre de 2017

La nueva independencia

Necesitamos independizarnos del clientelismo y del sistema obsoleto que impide la equitativa distribución de la riqueza.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Hoy, los panameños conmemoramos el Primer Grito de Independencia de Panamá de España. Fue en 1821 en La Villa de Los Santos y se le atribuye a Rufina Alfaro. De aquella fecha han transcurrido casi 200 años. En esos casi 200 años, Panamá se unió a Colombia y se separó; Estados Unidos se tomó parte de una zona panameña y construyó un Canal y Panamá luego lo recuperó; nos peleamos con Costa Rica en la Guerra de Coto y Panamá perdió parte de su territorio por presiones de Estados Unidos que, a través del Fallo White, defendió sus intereses en las empresas bananeras. Durante estos casi dos siglos, Panamá sufrió un golpe de Estado en 1931 y luego otro en 1968 y luego una invasión por parte de Estados Unidos que puso fin a 21 años de dictadura. Hoy, estamos en una vorágine de corrupción, donde los Gobiernos que sucedieron la gran lucha de la Cruzada Civilista nos han sumido en el más escandaloso caso de sobornos donde se involucra a personajes de las tres últimas administraciones. ¡Qué decir del escandaloso endeudamiento, de los ataques certeros por parte de los Estados Unidos a nuestro sistema financiero y sus acusaciones sin pruebas contra empresarios nacionales! Pese a todo, Panamá ha ampliado su Canal y su economía es la más robusta de la región, donde el ingreso per cápita supera a todos los países latinoamericanos. Pero Panamá necesita una nueva independencia; independizarse de su Constitución, la génesis de la corrupción, porque permite que el Legislativo sea apéndice del Ejecutivo y así se evade la fiscalización. Necesitamos independizarnos del clientelismo y del sistema obsoleto que impide la equitativa distribución de la riqueza. Independizarnos de las intervenciones gringas que hacen y deshacen de Panamá. De los atavismos que no nos dejan lograr el desarrollo humano. Estamos a tiempo y así como Rufina Alfaro alzó su grito contra los españoles, los panameños decentes gritamos hoy por un país justo, equitativo y desarrollado.

comments powered by Disqus