Entre Líneas 20/07/2018 - 12:00 a.m. viernes 20 de julio de 2018

Negligencia calculada

A lo largo de los años se ha vilipendiado la administración pública como ineficiente

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Con el Idaan, la Dirección de Aseo y con Etesa, la negligencia ha sido calculada. Y es que es obvio que la tesis de unos avivatos, esos mismos que siempre disfrutan de la riqueza del Estado, es introducir en los gobiernos a fichas claves para que hagan un trabajo no en bien de la institución, sino como estrategia de esos intereses. A lo largo de los años se ha vilipendiado la administración pública como ineficiente y se ha elevado la administración privada como la panacea de sus males. Sin embargo, la administración pública es tan mala si no tiene recursos para funcionar. Pero también es mala una administración privada cuando ésta representa un monopolio o porque quien la administra no sabe qué hacer o lo hace a propósito. En el caso de la energía eléctrica el monopolio atenta contra los usuarios y, al igual que con el Idaan, Etesa, la empresa estatal de transmisión eléctrica, ha sido dejada al abandono para fomentar su privatización. Fuera de que con la energía eléctrica hay un monopolio leonino, la privatización de Etesa sería el cierre del círculo para los barones de la electricidad. Y lo peor es que la empresa reguladora, ASEP, depende económicamente de las empresas privadas. Aunque la idea tenía en teoría un principio lógico, la realidad ha demostrado que ese monopolio eléctrico se apoderó de la ASEP para sus intereses y tomarse Etesa completaba la estrategia. Es la negligencia calculada para provocar el caos y de esa forma hacerse de un bien público para beneficio particular. Con el tema eléctrico hay que hacer una reingeniería para que el bien común sea el centro de todo.

comments powered by Disqus