Entre Líneas 01/09/2017 - 12:00 a.m. viernes 1 de septiembre de 2017

Ministerio Público y Corte

En Panamá no hay justicia y mientras no resolvamos este problema, a todos nos impacta en todos los sentidos.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La génesis de los problemas en Panamá está en el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia. Y es que sus miembros no son escogidos para hacer justicia, sino para "si lo necesito en algún momento". Así, la justicia es manejada desde el despacho del presidente en funciones y los gobernantes que han estado en el cargo. La reciente denuncia pública, hasta irresponsable, de la procuradora de la Nación y luego el fallo unánime de la Corte sobre un amparo de garantías constitucionales a favor de un exministro, es una muestra palpable de ello. La clase económica en disputa que se ha apoderado de la política, está en pleno debate sobre este hecho. Los unos cuestionan la decisión y hasta acusan de que "hubo plata debajo de la mesa" y los otros que fue un fallo en derecho. Lo real es que a ninguno le importa la justicia, sino el poder. En Panamá no hay justicia y mientras no resolvamos este problema, a todos nos impacta en todos los sentidos. Como vamos el país seguirá a la deriva, hasta que lo rescatemos de las garras de los maleantes. Tanto en el Ministerio Público como en el Órgano Judicial hay personas muy justas y que realmente quieren que la justicia sea imparcial y equilibrada. Pero también es cierto que desde hace tiempo quienes están al frente responden a intereses. Incluso, desde las campañas presidenciales se reparten los cargos de magistrados, fiscales y procuradores. Esto hay que acabarlo y resolver el problema de raíz. Un cambio de sistema es urgente y para ello tenemos que modificar la Constitución. Por eso es necesario que aprovechemos la próxima contienda electoral y saquemos un Gobierno de unidad, nacido de una fuerza interpartidaria.

comments powered by Disqus