Entre Líneas 05/07/2018 - 12:00 a.m. jueves 5 de julio de 2018

La lección de México

Hay que enderezar rumbos y evitar arrinconar a la población a decantarse en las elecciones por el ‘salvador'

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador en México es un mensaje claro de que las sociedades latinoamericanas están hastiadas de la forma como la riqueza se reparte entre un pequeño grupo privilegiado y la gran masa solo recibe migajas. Y es que no hay que tapar el Sol con la mano, porque si se analizan los informes sobre los países más desiguales del mundo, es en estas naciones que sus poblaciones están rebelándose y provocando los cambios para intentar acceder a las riquezas. El caso del triunfo de López Obrador es prueba viva de que el cansancio de la gente llegó a sus límites y la ciudadanía mexicana se volcó en votos a favor del candidato de la izquierda. Sin embargo, los extremos no son siempre buenos, porque hay ejemplos claros de que a veces el remedio es peor que la enfermedad, como ocurrió en Venezuela. Ahora, en países como Panamá, donde la desigualdad es un problema serio, la lógica indica que desde ya hay que atender este asunto. Los sucesivos gobiernos han optado por llenar de subsidios a los más necesitados, y a largo plazo, los pobres no habrán salido de este segmento, por el contrario,  se habrá engordado una banda parasitaria de la población que va a dar muchos problemas. Hay que enderezar rumbos y evitar arrinconar a la población a decantarse en las elecciones por el ‘salvador'. Al paso que va el país, puede que en unos años se asemeje al México de hoy, por eso hay que enderezar la ruta y llevarlo hacia la senda del desarrollo no al enriquecimiento vergonzoso de una casta privilegiada.

comments powered by Disqus