Entre Líneas 12/04/2018 - 12:00 a.m. jueves 12 de abril de 2018

Lección no aprendida

Es el momento de que estos grupos en disputa den paso a ese Gran Diálogo Nacional y empiecen a resguardarse en sus negocios


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La situación política de 1968 desencadenó el golpe de Estado del 11 de octubre de ese año. ¿Cómo se llegó a esto? Testigos y documentación de la época dan cuenta de que fue la lucha por el poder para el usufructo de los bienes del Estado. En palabras simples, ¡una soberana corrupción! Es similar a lo que pasa hoy, de manera que el desenlace es previsible, ya que lo que ocurre en Panamá es una pelea entre grupos de poder económico, entronizados en los partidos políticos, para el dominio del poder estatal y usufructuar de los bienes públicos. La diferencia hoy con 1968 es que muchos están anticipando el problema y están fomentando vías de comunicación para que haya un Gran Acuerdo Nacional y evitar un colapso donde todos terminen perdiendo. Ya es un hecho que los poderes económicos perdieron una gran oportunidad durante los 28 años que han dominado el poder político, porque la gula y la avaricia los embruteció y lejos de llevar adelante una democracia sólida, promovieron una plutocracia malsana donde la igualdad de oportunidades, el desarrollo humano y el bien común han sido los grandes ausentes. Es el momento de que estos grupos en disputa den paso a ese Gran Diálogo Nacional y empiecen a resguardarse en sus negocios. Hay que fomentar el adecentamiento de los partidos políticos y desde ellos, apuntalar Gobiernos verdaderamente democráticos con una justicia funcional que no sea presa de influencias. Estamos a tiempo para empezar el adecentamiento de todos y así no repetir la experiencia de lo ocurrido en 1968.

comments powered by Disqus