Entre Líneas 08/04/2018 - 12:00 a.m. domingo 8 de abril de 2018

Lamentable y negativo

En el presente quinquenio, empero, Panamá ha dado un giro de 180 grados

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Panamá siempre se ha caracterizado por ser un país que busca la conciliación, el entendimiento y, sobre todo la paz de los países hermanos. Fue aquí que nació el Grupo Contadora que buscaba la paz en Centroamérica. Panamá sirvió también para evitar un derramamiento de sangre en Haití cuando Cedrás y Biambi eran los todos poderosos del país caribeño. Aquí también se refugió el Sha de Irán. En pocas palabras, Panamá siempre ha servido para solucionar los conflictos. En el presente quinquenio, empero, Panamá ha dado un giro de 180 grados, y en lugar de ser solucionadores de los conflictos, ahora es parte de los conflictos. ¡Craso error! Primero fue meter a Panamá entre los países de la coalición contra ISIS y ahora se inventa una lista para meter a personas de Venezuela en listas de ‘de alto riesgo'. Lo peor es que no se trata de una lista autónoma de Panamá, confeccionada con atención a los intereses de Panamá, ni aplicada por razones estratégicas de Panamá. Por más detestable que sean el régimen de Venezuela y Maduro, es incongruente que un país que ha sido sometido a listas discriminatorias de toda clase y colores y ha sufrido esas arbitrariedades, en particular la de la lista Clinton en el caso Waked, que arruinó empresas sin proceso ni prueba, ahora se preste para hacer lo mismo, no como resultado de una medida aprobada por un organismo regional o internacional, sino de manera unilateral como peón de Estados Unidos. Y lo peor es que el daño no se lo están haciendo a Maduro o a Cabello; los que están sufriendo con este conflicto es el pueblo venezolano. ¡Lamentable y negativo!

comments powered by Disqus