Entre Líneas 10/09/2017 - 10:18 a.m. domingo 10 de septiembre de 2017

Gobiernos para el negocio

El principio de que la burocracia afecta el buen desempeño de la empresa privada y de que hay quejas por la demora de trámites, dio paso a una situación peor: el negocio desde el Estado.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Las últimas dos administraciones hemos experimentado Gobiernos de empresarios, quienes accedieron al poder so pretexto de que la administración pública debe administrarse con la agilidad de la empresa privada. Pero lejos de que la administración pública mejorara, la situación empeoró, porque la corrupción ha ganado terreno. El principio de que la burocracia afecta el buen desempeño de la empresa privada y de que hay quejas por la demora de trámites, dio paso a una situación peor: el negocio desde el Estado. Y es que los Gobiernos de empresarios tienen esa mentalidad: ¡hacer negocios! Así los proyectos se hacen coordinadamente para que los ganen los que la administración quiere e incluso, se instituyó la urgencia notoria para evadir la burocracia. Hoy, entre las dos últimas administraciones, la deuda pública aumentará en más de 15 mil millones de dólares, pero paralelamente los empresarios afines han multiplicado por miles sus millonarias ganancias. Si la mentalidad empresarial de la eficiencia fuese lo que se trasladaba a la administración pública, hoy los panameños estuviéramos contando con proyectos donde tendríamos las mejores obras al menor tiempo y al costo. Ha sido todo lo contrario, no tan grandiosas obras, pero sí a un costo exorbitante. El Gobierno sí tiene que ser más eficiente y eliminarse una serie de trámites en el aparato estatal, pero lo que no debemos permitir es que el lucro sea la constante en el accionar de los funcionarios. Lo más importante es el bien común y que el que quiere hacer negocios que se quede en la empresa privada y el que quiere servir al Estado sea eso, un servidor de la Patria, cuya ganancia sea el respeto y admiración de todo su pueblo.

comments powered by Disqus