Entre Líneas 04/12/2018 - 12:00 a.m. martes 4 de diciembre de 2018

Gatos encerrados de la justicia

El problema es mayúsculo, porque la mayoría de los casos se han caído. 

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Sobre las investigaciones a altos y no tan altos personeros del pasado, antepasado y actual quinquenio, a la hora de que el caso se decide en un juzgado, ya es común alabar o criticar al juzgador. El problema es mayúsculo, porque la mayoría de los casos se han caído. Y no se trata de que el juez sea comprado, como muchas veces se insinúa, sino también por la pobre investigación del Ministerio Público. No hay duda de que el pasado quinquenio fue un período de latrocinio y que el país perdió millones de dólares que fueron a parar a los bolsillos de bribones. En la justicia panameña los casos se caen por una mala investigación o por un mal fallo, y el problema es que la mayoría de los casos se caen. ¿Qué está pasando? Al analizar esta pregunta, el resultado es que las críticas solo aterrizan en los juzgadores, ¿pero no cabe la posibilidad de que el vicio a propósito se empiece en la investigación? Con solo empezar un caso de forma incorrecta desde la investigación, se puede provocar un fallo favorable al supuesto delincuente. Urge poner en marcha un ente independiente que investigue tanto a fiscales como jueces, porque definitivamente hay un problema. Y lo trágico de esta situación es que todo parece indicar que hay una red bien aceitada que funciona hasta envenenando la opinión pública sobre en quién recae la culpa. ¡Aquí hay gato encerrado!

comments powered by Disqus