Entre Líneas 19/09/2018 - 12:00 a.m. miércoles 19 de septiembre de 2018

Un fallo oportuno

Y la Corte tiene el deber de fallar ya, mandando un mensaje claro de que el poder emana del pueblo

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Con regularidad los magistrados de la Corte Suprema de Justicia ganan tiempo en la toma de algunas decisiones que tienen gran repercusión para el país. Esta táctica, además de absurda e injusta, toma más relevancia cuando la decisión es extemporánea, es decir, que ya no vale la forma cómo fallen, porque transcurrió el tiempo en que se necesitaba la decisión. Es justo lo que ocurre con la demanda de inconstitucionalidad presentada contra la prohibición de que las encuestas se publiquen no menos de 20 días antes de las elecciones generales o las primarias de cada partido y la que se refiere a que los candidatos por la libre postulación, aunque logren la cuota mínima del uno por ciento del padrón electoral, tengan una participación limitada a los tres que más firmas de respaldo reciban. Tanto las encuestas como la limitación de las candidaturas por la libre postulación, atentan directamente contra el derecho sagrado del soberano, que es el pueblo, de decidir democráticamente. Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia tienen la obligación de fallar de inmediato y antes de que el Tribunal Electoral cierre su período para la impresión de las papeletas que van a la contienda de mayo de 2019. Fallar después de esa fecha es perverso, injusto y antidemocrático. La decisión de votar a favor o en contra de una propuesta electoral es decisión exclusiva del soberano. Limitar ese derecho es coartar la democracia y atentar contra la propia sociedad. Aunque lo diga la Ley, no puede ni debe dejarse a tres personas (magistrados) del Tribunal Electoral decidir quién es candidato y quién no. Y la Corte tiene el deber de fallar ya, mandando un mensaje claro de que el poder emana del pueblo.

comments powered by Disqus