Entre Líneas 17/07/2017 - 12:00 a.m. lunes 17 de julio de 2017

Etesa y los apagones

Cada nuevo Gobierno nombra a un gerente y a directivos allegados al presidente o al partido gobernante


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Los grandes apagones del sistema eléctrico nacional, ocurridos en los últimos meses, solo tienen una explicación: son el resultado de Gobiernos que han privilegiado intereses particulares sobre los de la sociedad que, por Constitución, están obligados a servir. En un análisis del problema, el directivo de la empresa pública de transmisión, Etesa, Fernando Aramburú Porras –quien dirigió en 1997 la reforma del sector eléctrico– señala como razón principal del deficiente sistema de transmisión a la falta de autonomía de dicha empresa. Ello la ha llevado a una falta de estabilidad de su personal y de continuidad en la ejecución de las obras necesarias para satisfacer la demanda nacional. Cada nuevo Gobierno nombra a un gerente y a directivos allegados al presidente o al partido gobernante, dejando de darle seguimiento a obras esenciales para garantizar la eficiencia y confiabilidad del servicio. Fue eso lo que ocurrió cuando el Gobierno de Ricardo Martinelli decidió abandonar la ejecución de la tercera línea de transmisión y debido a ello, ahora Etesa tiene que pagarle con fondos públicos unos $40 millones a las generadoras de Chiriquí que no pueden entregar la energía contratada por falta de la línea 3. La fórmula para fortalecer la débil institucionalidad de Etesa es modificar radicalmente su actual estructura, brindándole autonomía y blindándola contra la influencia político-partidista. Responsablemente, el actual Gobierno bien podría iniciar las consultas para un diseño de una estructura administrativa pública para Etesa, conforme al interés nacional.

comments powered by Disqus