Entre Líneas 27/09/2018 - 12:00 a.m. jueves 27 de septiembre de 2018

El Estado regalón

Panamá tiene la gran oportunidad de ser una nación desarrollada, pero también tiene que poner orden y disciplina

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La mentalidad de los políticos, durante décadas, ha girado alrededor de ‘trabajar por los más pobres'. Sin embargo, los Gobiernos pasan, se gastan millones de dólares en subsidiar a los más pobres, pero la masa de pobres sigue intacta. Hoy mucha gente se queja de que los políticos utilizan el clientelismo para llegar al poder y abogan porque se cambie esa costumbre perniciosa que atenta contra la propia sociedad. Sin embargo, desde los Gobiernos persiste el ‘Estado regalón', donde se invierten millones de dólares, tanto en las capas bajas como en las altas, pero es como arar en el mar, porque nada cambia. Los chinos tenían una política hasta los años 80, donde el Estado se ocupaba de todo. Deng Xiaoping empezó la transformación china y los sucesivos Gobiernos de ese gigante asiático siguieron la estrategia país. Hoy China es una potencia económica mundial y va camino a resolver sus problemas estructurales de pobreza en el país. Singapur era también un país muy pobre, pero también se propuso hacer los cambios estructurales, poner orden y disciplina y hoy ese país es una verdadera potencia económica y de desarrollo. Panamá tiene la gran oportunidad de ser una nación desarrollada, pero también tiene que poner orden y disciplina. Nada de ‘Estado regalón', porque todo cuesta. Y el orden no solo es en las capas bajas, hay que poner orden y disciplina en las capas altas, porque la riqueza se tiene que compartir con equidad. Estamos a tiempo, solo se necesita voluntad de los gobernantes.

comments powered by Disqus