Entre Líneas 03/03/2018 - 12:02 a.m. sábado 3 de marzo de 2018

El espejo de Venezuela

‘[...] lo que se vislumbra es que el malestar de la sociedad avale un liderazgo emergente [...]'

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Muchos de los que se oponen a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente utilizan argumentos como ‘todos saben cómo empieza y nadie sabe cómo termina' y, que los constituyentes que se elijan serán ‘los mismos que conforman la actual Asamblea'. Lo primero que hay que hacer es sentarnos para ponernos de acuerdo. En un Gran Diálogo Nacional debe salir una hoja de ruta y si queremos un verdadero cambio para que el país llegue al grado de desarrollo, acordar inmediatamente que los constituyentes deben ganarse el puesto en una elección nacional. Es obvio que esos caciques de pueblo que hoy tenemos como diputados no van a salir o ni siquiera se lanzarán a buscar el cargo. Ya desde allí hay ganancia. En ese Gran Diálogo Nacional, se debe acordar preliminarmente un articulado y que la nueva Carta Magna no supere los 50 artículos. Hay que ser prácticos, como lo fueron los padres fundadores en la Constitución de los Estados Unidos. Y es necesario este Gran Diálogo Nacional, porque de continuar el deterioro de los partidos políticos, el quebrantamiento de la institucionalidad, la pérdida de valores y la corrupción, lo que se vislumbra es que el malestar de la sociedad avale un liderazgo emergente que a su vez, haga su nueva Constitución a su estilo y a su manera. La experiencia de Venezuela, donde el desgaste de los Copei y Adeco y la gran corrupción imperante en el país, le dio cabida a Chávez y para nadie es un secreto lo que ocurrió después. ¡Hacia allá vamos, si no actuamos con inteligencia y sensatez!

comments powered by Disqus