Entre Líneas 25/03/2018 - 12:00 a.m. domingo 25 de marzo de 2018

Entre mentecatos y marginales

 Lo cierto es que una cosa es un candidato en campaña que besa y aplaude y celebra cualquier acción desde la oposición

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

El problema con los gobiernos es que distorsionan su mandato. Se creen todopoderosos y, en lugar de ser los súbditos del pueblo, piensan que son su rey. Y no se trata del gobierno en el poder, sino del pasado, pasado y pasado… Empiezan bien, pero luego agarran confianza y cualquier crítica que el pueblo haga, son ‘ñañequerías'; si el pensamiento del pueblo no coincide con las bondades del crecimiento económico, la envidia de América Latina, los llaman ‘mentecatos'. Si a esto le añadimos que la sociedad reclama agua potable para cada uno de los hogares, responden que la escasez del vital líquido se debe a que los ‘marginales', están llenos de piscinas plásticas. Lo cierto es que una cosa es un candidato en campaña que besa y aplaude y celebra cualquier acción desde la oposición; otra cosa es ser gobierno, donde se tienen que resolver los problemas. Las quejas de los panameños no surgen así, por así. Surgen cuando ya se trata de una situación acumulada. El gobierno, lejos de llamar a su pueblo ‘ñañeco', ‘mentecato' y ‘marginal', debe tener correa y lo que debe y tiene que hacer es escucharlo y resolver los pendientes. Tratarlo con este desprecio es demostrar que las autoridades de turno están lejos de saber cómo solucionar los problemas y, en cambio, caen en estas bajezas porque están abrumadas y se están asfixiando de incapacidad. Por fortuna, el pueblo es bastante tolerante y hace mofa de sus autoridades, porque ¡más vale ser ñañeco, mentecato y marginal que ser incapaz!

comments powered by Disqus