Entre Líneas 30/10/2017 - 12:00 a.m. lunes 30 de octubre de 2017

Enterrar un escándalo

Si hacemos una investigación a fondo de todo lo que la empresa tocó con apoyos, saldrán muchas de esas agrupaciones

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Muchos salen a darse golpes de pecho exigiendo investigaciones hasta las últimas consecuencias sobre lo que hizo y no hizo la constructora brasileña Norberto Odebrecht. Sin embargo, la realidad es que son conductas hipócritas, porque aquí casi nadie se salva de que tuvo una relación con la empresa. Y es que la constructora era la empresa del momento, la que apoyaba, la que iba a la vanguardia… Si hacemos una investigación a fondo de todo lo que la empresa tocó con apoyos, saldrán muchas de esas agrupaciones y figuras representativas del país que hoy se rasgan las vestiduras. La pregunta es ¿por qué el Ministerio Público, a sabiendas de que la solicitud de la prórroga iba a ser denegada, hizo lo que hizo? La lógica elemental lleva a pensar que se quería una negativa por parte del Órgano Judicial para no investigar y así enterrar un escándalo. También es cierto que quienes salen beneficiados con la no investigación no son los que están ya implicados en las pesquisas, sino los que aún no han sido incluidos. La empresa brasileña confesó haber pagado 59 millones de dólares en sobornos en Panamá. El Ministerio Público le impuso sanciones por el orden de los 220 millones de dólares. La empresa quiere seguir licitando en Panamá y se ha comprometido con reinventarse, poniendo estándares muy estrictos en su funcionamiento. Así lo ha hecho en Estados Unidos y en otros países, donde luego del acuerdo ya ha ganado nuevos contratos. La empresa ya pasó la página. El problema es que los que fueron sobornados también quieren pasar la página, pero sin devolver lo mal lucrado ni ser sancionados por su mal actuar y aquí alguien los está ayudando.

comments powered by Disqus