Entre Líneas 04/08/2017 - 12:00 a.m. viernes 4 de agosto de 2017

Encantadores de serpientes

‘¡En política no hay sorpresas, sino sorprendidos!'.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Muchos se rasgan las vestiduras señalando que están ‘peleando' contra la corrupción, pero muy pocos o poquísimos realmente quieren que acabe el problema. Y lo cierto es que a la masa de votantes poco le importa el tema de la corrupción; de lo que sí se ocupa esa gente de los barrios más humildes es de la inseguridad, el precio de los alimentos, el aumento de la matrícula escolar, etc. Lo más triste es que muchos de esos que ‘pelean' contra la corrupción no son más que encantadores de serpientes que tienen de trasfondo la toma del poder y no precisamente para acabar con lo que provoca la corrupción, sino para hacerse ellos con el botín y seguir sangrando las arcas del Estado. La verdad es que la lucha debería ser por un cambio constitucional que elimine la elección de diputados circuitales y el establecimiento de requisitos para la selección de magistrados de más de 60 años y con un período vitalicio. Sin embargo, esas mismas voces que se escuchan contra la corrupción hablan de que "no es el momento para reformar la Constitución". La verdad es que estas personas, grupos, gremios y partidos están abriendo espacio para oportunistas que nos pueden sorprender con un asalto al poder. Hay que admitir, empero, que ese oportunista puede ser bueno o malo, mas lo que sí es seguro es que la sociedad está harta de tanta demagogia y basura y está ya más que dispuesta a experimentar con gente que le traiga otro discurso, que le dé esperanza y que realmente se ocupe de los problemas del pueblo: seguridad, alimentos, escuela... Ojalá los que hoy lideran el país sepan que el pueblo siempre reacciona, y, como dice el viejo refrán: ‘¡En política no hay sorpresas, sino sorprendidos!'.

comments powered by Disqus