Entre Líneas 16/10/2018 - 12:04 a.m. martes 16 de octubre de 2018

Asuntos precisos

Hay que priorizar en consensos, volver a fomentar la confianza y unir a la sociedad en una sola dirección

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Muchos hablan sobre la Constituyente originaria, la paralela o reformas constitucionales, pero hasta ahora no se debate entre todos los sectores dinámicos del país qué cambiar. Muchos también han expresado sus temores sobre lo que ocurriría con una Constituyente, porque no hay un liderazgo fuerte que guíe el proceso y que esto puede llevar al país a una vorágine impredecible. Basado en esos planteamientos, donde no hay liderazgo y no hay definición sobre qué cambiar, la lógica indica que la modificación se centre en lo que hay consenso: Elevar a 55 años la edad para ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia y aumentar de 10 a 25 años el período en el cargo; que la investigación a diputados y magistrados las realice el Ministerio Público, aunque su juzgamiento se mantenga como hoy; establecer la segunda vuelta electoral para el presidente de la República y que no haya reelección inmediata para los diputados del país. Estos son los puntos en los que hay consenso en la sociedad y ahora es necesario que tanto partidos políticos como miembros de las organizaciones beligerantes se reúnan para decidir la fórmula para estos cambios. Panamá no puede ni debe darse el lujo de no hacer nada, justo entrando en una nueva década que debe ser lograr el grado de desarrollo. Hay que priorizar en consensos, volver a fomentar la confianza y unir a la sociedad en una sola dirección. 

comments powered by Disqus