Entre Líneas 12/09/2017 - 12:00 a.m. martes 12 de septiembre de 2017

Cuestión de tiempo

Urge ahora encontrar ese nuevo liderazgo que permitirá enrumbar el país por el camino correcto. ¡Solo es cuestión de tiempo!


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La corrupción es un mal que nos afecta como sociedad, porque este vicio está en el ADN panameño y latinoamericano. Mas, como sociedad podemos superar este problema, si cambiamos la forma de enfrentarlo. Una de ellas es cambiando el sistema, porque de nada vale combatir a los corruptos, si dejamos intacto el sistema que promueve la corrupción. Entonces, primero hay que cambiar el sistema para poder acabar la corrupción. Pero la corrupción ha sido el ‘cuco' de la dirigencia que asumió las riendas del Estado después de la invasión. Desde el entrañable Guillermo Endara Galimany (q. e. p. d.) que, producto de la ‘plomera', llegó a decir que le picaban los pies por salir del poder y de allí en adelante el mandatario que sucede al anterior sale ‘más corrupto' que su antecesor. La estrategia ha sido efectiva, porque luego de dos o tres años de luna de miel, donde han cohabitado con los negocios, sale el tigre acusador y el desprestigio, tal que no importa si el Gobierno ha sido bueno o malo, porque ‘fue corrupto'. Entonces el ciclo perverso vuelve a empezar. Proyectos que quedaron en pie, se vuelven a licitar, porque lo que hicieron estaba mal y así legitiman los nuevos negocios desde el Gobierno. La sociedad, empero, ya está cansada de estas diatribas. Quiere un cambio real, un cambio de avances, de esperanza, de confianza, de optimismo... Por eso ha empezado a rebelarse a través de las redes sociales, donde aparece todo lo que se quiere ocultar. Urge ahora encontrar ese nuevo liderazgo que permitirá enrumbar el país por el camino correcto. ¡Solo es cuestión de tiempo!

comments powered by Disqus