Entre Líneas 30/12/2017 - 12:02 a.m. sábado 30 de diciembre de 2017

Por una cuestión de principios

No quieren que ninguna de las dos designadas sea magistrada de la Corte Suprema de Justicia

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La cantidad de personas y representantes de gremios formalmente establecidos en el país que han desfilado por la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional a exponer su oposición a la ratificación de las dos magistradas designadas es suficiente para que la decisión de ambas sea declinar al cargo por una cuestión de principios. Y eso que ni siquiera culminaron con las intervenciones, porque el rechazo sería mayor. Y es lógico que el oficialismo no cuenta con los votos para ratificar a ambas designadas. Sin entrar en detalles de cómo dos bancadas de diputados van a cambiar de opinión en los próximos días cuando ya dijeron claramente que no van a votar por ninguna de las dos, el hecho de que luego falten a su palabra y lo hagan, tampoco es un aliciente bueno para ninguna, porque sus nombramientos van viciados, cuestionados, sin ningún sustento de credibilidad. Y no se trata de que quienes se oponen están en contra por cuestiones partidistas. Se les cuestiona por su evidente falta de independencia. La una por manejar selectivamente el caso Odebrecht y la otra, porque ni tiene trayectoria litigando y encima de eso es la esposa de un viceministro que renunció justo el mismo día que la designaron. Por una cuestión de principios, ambas abogadas deben declinar. Sería mandarle un mensaje positivo a la sociedad de que por lo menos escuchan. Por el lado del gobierno, la lógica también dice que debe retirar ambas designaciones, porque la mayoría del pueblo ha hablado. No quieren que ninguna de las dos designadas sea magistrada de la Corte Suprema de Justicia.

comments powered by Disqus