Entre Líneas 13/10/2017 - 12:00 a.m. viernes 13 de octubre de 2017

Cuando la palabra se mantiene

La Asamblea se ha subyugado al Ejecutivo y responde a lo que quien está en el poder le ordena.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Hemos sostenido que el principal problema del país es que la Asamblea Nacional no ejerce la función que le corresponde como órgano de contrapeso y de vigilancia. Y esto se debe a que la Asamblea se ha subyugado al Ejecutivo y responde a lo que quien está en el poder le ordena. Pero hace unos días, la nueva presidenta de la Asamblea se reunió con directivos de los medios de comunicación escritos. Palabras más, palabras menos, su intención era conocer de viva voz sobre cómo estos directivos de medios ven lo que está haciendo la Asamblea y, por su parte, decir que durante su gestión se van a hacer las cosas bien y no porque se los ordena el Ejecutivo. Que está abierta a las críticas y que el Legislativo no va a aprobar nada que afecte a la sociedad panameña. La reunión, positiva es cierto, también se mantiene en la expectativa de lo que se va a hacer este año en la Asamblea. Pero una cosa son las palabras y otra los hechos. Justo cuando los panameños estábamos en la euforia del Mundial, los diputados aprobaron en primer debate, un proyecto de ley que permite la titulación privada de parte de las costas del área protegida de Donoso. Una máxima que se ha mantenido para salvaguardar los mejores intereses de la nación es que el interés común está por encima del interés particular. La declaración de área protegida de esta área no fue una cuestión caprichosa. Sus costas son barreras naturales que impiden o ayudan a mitigar cualquier impacto de la naturaleza, más ahora con este variante clima y que afectarían a todo el país. Entonces, bien puede hacer la nueva administración de la Asamblea en mantener su palabra de que las cosas se harán bien y que este proyecto de ley no va a pasar como está, porque aunque justifiquen el interés particular, el bien común lo sobrepasa. Esperamos que la nueva presidenta de la Asamblea mantenga su palabra.

comments powered by Disqus