Entre Líneas 28/02/2018 - 12:00 a.m. miércoles 28 de febrero de 2018

La Corte, foco del problema

Un caso icónico es el de la demanda presentada ante la Corte para que se declare legal el casamiento entre personas del mismo sexo

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Los problemas son recurrentes y por eso las sociedades han creado órganos dirimentes para que resuelvan los diversos conflictos. Así están las corregidurías (hoy jueces de paz), juzgados municipales, de circuito, tribunales superiores y Corte Suprema. Los conflictos, entonces, son dirimidos por estos entes de justicia que, a su vez, imponen las sanciones respectivas. Independientemente de si nos guste o no sus decisiones, son las autoridades legalmente establecidas. El problema surge cuando estas autoridades se hacen de la vista gorda y no deciden, porque su criterio depende del vaivén político o de otros factores ajenos a la verdadera justicia. Nuestras cárceles están llenas de miles de detenidos sin ser condenados, causando una erogación al Estado innecesaria y angustia y dolor a los familiares. Cuando analizamos la gravedad del asunto, esto está desde el ente más elemental hasta la propia Corte. Un caso icónico es el de la demanda presentada ante la Corte para que se declare legal el casamiento entre personas del mismo sexo. Independientemente de si se está a favor o en contra de esto, la realidad es que la Corte Suprema de Justicia es la que está provocando la inquietud y el conflicto de la sociedad. ¿Qué sentido tiene dilatar la decisión? Hoy la Corte, y por ende la justicia, es el verdadero foco de los grandes problemas del país, porque no dirime de acuerdo a la justicia, sino que sus fallos dependen de si favorecen o no a la corriente que más la conviene a los propios magistrados. ¡Increíble!

comments powered by Disqus