Entre Líneas 17/07/2019 - 12:00 a.m. miércoles 17 de julio de 2019

El corrupto presidencialismo

 Ahora que la Concertación aprobó una serie de reformas constitucionales, debiera entrar a debatir esa transformación del sistema

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Panamá debate, cada día con más vehemencia, sobre los diversos temas nacionales o de carácter globalizado. Y en medio de toda esta energía que se emplea en las discusiones, una corriente tiene claro un objetivo: la Asamblea Nacional. Se trata de un grupo que considera que algunos legisladores no son aptos para ocupar la curul, aun cuando a los señalados los eligió el soberano, el pueblo panameño. Paralela a esta campaña, caballito de batalla para ascender en el escenario político partidista, lo cierto es que quizás estamos en un debate bizantino que más que atacar al Legislativo, el país debiera debatir fortalecer el Parlamento. Y es que la enfermedad de Panamá no es la corrupción, sino la falta de controles y quien vicia y corrompe los controles del Legislativo es el Ejecutivo. En pocas palabras, la corrupción del Legislativo es fomentada por el Ejecutivo. Así las cosas, Panamá en lugar de desarticular el Legislativo, lo que debe hacer es transformar el Gobierno presidencialista en un Gobierno parlamentario. Y es que ¿dónde el presidencialismo ha sido exitoso? Panamá tiene que pensar seriamente en reestructurar todo su sistema político y tiene que hacerse en un gran consenso nacional. Ahora que la Concertación aprobó una serie de reformas constitucionales, debiera entrar a debatir esa transformación del sistema, porque seguir con el presidencialismo corrupto, es mantener el país en un error que le afectará en su vía hacia el desarrollo.

comments powered by Disqus