Entre Líneas 25/11/2017 - 12:04 a.m. sábado 25 de noviembre de 2017

Contribuyentes estafados 

No debemos continuar castigando a los contribuyentes y quien gobierna debe empezar a corregir este entuerto que viene de años. ¡Ya no se aguanta más!

Redacción Nacional
periodistas@laestrella.com.pa

Cuando existe la convicción en los contribuyentes que los fondos que entrega, cada vez que paga un impuesto o tasa, van dirigidos al beneficio de todos los asociados, los desembolsos los realiza con sentido de compromiso cívico, de solidaridad ciudadana y porque considera que es una obligación justificable. Sin embargo, cada día es más evidente la indignación de los ciudadanos contra los gobiernos por la forma como estos gastan los fondos estatales, ya sea en proyectos no prioritarios, aumentando excesivamente la planilla y creando puestos públicos innecesarios donde meten a gente incapaz. Lo peor es que mucha de esa plata de los contribuyentes se pierde en un oscuro pozo para el pago de intereses de la enorme e irresponsable deuda pública y otra parte va a dar a los bolsillos de los piratas y corsarios disfrazados de funcionarios. Es esa la razón por la que los contribuyentes se sienten estafados. Con los aportes a la Caja de Seguro Social pasa igual, porque los cotizantes no reciben un buen servicio en citas médicas y los medicamentos escasean. Ese sentir nacional es creciente y los gobernantes, en vez de enderezar su comportamiento para que exista la confianza del contribuyente en el manejo que el gobierno hace de los fondos públicos, lo que se pretende es aumentar a toda costa la recaudación, continuar con la política impositiva e incluso castigar las faltas y deudas al fisco con penas de privación de libertad a los contribuyentes. No hay voluntad para amarrarse los pantalones y reducir gastos. Parece ser que la voracidad por mantener la política de despilfarro no les hace ver la realidad y lo que está generando es que un descontento generalizado. No debemos continuar castigando a los contribuyentes y quien gobierna debe empezar a corregir este entuerto que viene de años. ¡Ya no se aguanta más!


 

comments powered by Disqus