Entre Líneas 26/07/2017 - 12:00 a.m. miércoles 26 de julio de 2017

Cambiar la estrategia

 Poniendo parámetros medibles y visibles es como atacamos lo que fomenta la corrupción, y de esa manera, poco a poco, tendremos menos corruptos.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La dirigencia política, empresarial y sindical, aparte de los clubes cívicos, medios de comunicación, líderes de opinión y gremios de la sociedad civil en general, han caído en la vorágine del caos. Salvando excepciones, la moda es el combate a la corrupción; mas, eso se entiende solo contra lo que huela a Ricardo Martinelli. Y en eso nos equivocamos. Estamos desgastando esfuerzos en lo que pasó. La corrupción de Martinelli, ya pasó. Allí habrá culpables y condenados. Lo que estamos descuidando es la lucha contra lo que verdaderamente fomenta corrupción, que está intacta. Bajo la actual forma de atacar el problema, en 2019 estaremos correteando a los varelistas y así sucesivamente, por sabe quién cuánto tiempo. Hay que atacar el problema de raíz, lo cual consiste en fijar metas país que nos conduzcan a tener parámetros medibles en educación, salud, costo de la vida, etcétera. Los parámetros de hoy son acomodaticios. La seguridad la medimos solo porque los homicidios bajaron o subieron, cuando dejamos de contabilizar los delitos que atentan contra la persona común. La canasta básica la analizamos cambiando los productos que se ajustan al interés del Gobierno. Es muy fácil pasar a gente de pobreza extrema a pobreza, con solo proporcionarle unos cuantos recursos y eso se vende como un gran logro, cuando la medición debe ser cuántos pobres saltan a la clase media y allí sí demostramos que estamos ascendiendo positivamente. Poniendo parámetros medibles y visibles es como atacamos lo que fomenta la corrupción, y de esa manera, poco a poco, tendremos menos corruptos.

comments powered by Disqus