Entre Líneas 02/08/2018 - 12:00 a.m. jueves 2 de agosto de 2018

Cambiar el discurso

‘[...] que sea orgullo no ser el más vivazo, sino ser el más honrado'

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

En los últimos 30 años, el discurso político que se sobrepone en la sociedad es pesimista. Todo se basa en la corrupción, en la pobreza, en la desigualdad... Cierto es que hay razón para ello, pero si los políticos, empresarios y líderes gremiales, sindicales y de opinión, entre otros, cambian el chip del discurso y lo revierten, de manera que siempre su mensaje sea optimista, lo que se siembra en la sociedad es la esperanza, el orgullo, la buena vibra y la actitud positiva. Con el discurso a la inversa, la sociedad tiene desesperanza, desasosiego y pesimismo. Es justo lo que ocurre con la economía que cuando entra en depresión, afecta todo el sistema, no hay circulante y se para la rueda del progreso. Solo tiene que hacer un ejercicio para comprobar el grado de pesimismo que a diario se imprime en el país: ¡Todo está mal! El Gobierno dice que si no hace lo que hace, el país se sume en las catacumbas de la destrucción; los políticos dicen que si ellos no llegan al poder, Panamá se va al infierno y los noticieros mejor que no los escuchen los turistas, porque Panamá está peor que Siria o Somalia... Hay muchos problemas, cierto, pero en lugar de luchar contra la corrupción, lo que hay que hacer es luchar por la transparencia. Que eso se meta en la mente de cada persona, que sea orgullo no ser el más vivazo, sino ser el más honrado. Hay que modificar el discurso y la sociedad misma hará el cambio.

comments powered by Disqus