Entre Líneas 08/08/2017 - 12:00 a.m. martes 8 de agosto de 2017

La Caja como botín

 Lo que no debe seguir pasando es que la Caja continúe como está.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Para nadie hay dudas de que, al paso que va, la Caja de Seguro Social (CSS) se dirige rumbo al colapso. Pero también es sano advertir que esa trayectoria fue trazada para que así ocurriera. Y es que la Caja, desde hace décadas, se ha convertido en botín para Gobiernos, empresarios, sindicalistas y gremialistas. Para los Gobiernos, porque todos sabemos que esta institución se embarcó en proyectos que terminaron en sonados fracasos; porque se instalan fichas allegadas al poder para controlarla como un ente más del Ejecutivo; porque, so pretexto de la solidaridad, los gobernantes usan la Caja para cumplir promesas de campaña o por el malsano populismo. Los empresarios inescrupulosos, que venden medicamentos, provocan crisis de desabastecimiento y juegan con la salud de la población, solo por lucrar y llenar sus bolsillos. También las crisis les convienen, ya que cambian la ley para lograr que los fondos de los asegurados pasen a sus bancos o que les sirvan de financiamiento de sus aventuras empresariales... ¿Y qué decir de los gremialistas y sindicalistas? Lo cierto es que la Caja es una institución de unos cinco mil millones de dólares, pero posee un enorme gasto en personal innecesario. Y los directores que se han atrevido a reducir esta muchedumbre parasitaria, terminan con huelgas, renunciados o aceptando engrosar el funcionariado. La Caja no aguanta más esas tres lacras que están chupando sus recursos. Hay que revitalizar la Caja y darle la solidez financiera y la confianza que merece, para que los asegurados, sus verdaderos dueños, sean satisfechos en sus demandas. Lo que no debe seguir pasando es que la Caja continúe como está.

comments powered by Disqus