Entre Líneas 12/03/2018 - 12:00 a.m. lunes 12 de marzo de 2018

Asumamos el reto

Pero lo racional y procedente es una revisión integral del modelo de educación existente, aunque sea iniciando por el nivel básico y medio


Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La educación es una necesidad fundamental, sin cuyo concurso el desarrollo de cualquier sociedad sería imposible. El objetivo esencial de la educación es la preparación del recurso humano para atender las necesidades de la población; por tanto, es imprescindible, previamente definir el modelo de sociedad que se quiere y sobre esa base orientar el contenido de la educación; por ello, es deber esencial del Estado conferirle prioridad y establecer una política nacional de educación, coherente, responsable, con metas realistas y a plazos definidos. En un país con alto desarrollo económico, como el que algunos proclaman, el analfabetismo, la deserción escolar y el desempleo, son incongruencias insultantes e injustificables; solo que cuando no hay competencia ni claridad conceptual del escenario nacional, los gobernantes se limitan a cumplir, mecánicamente y de forma limitada con requisitos formales, tales como el mantenimiento aparente de las infraestructuras, el nombramiento del cuerpo docente y administrativo y a exigirles, de la misma manera, cumplimiento en lo concerniente al horario y a los aspectos disciplinarios, de modo tal que no surjan conflictos que interrumpan el ciclo escolar. Pero lo racional y procedente es una revisión integral del modelo de educación existente, aunque sea iniciando por el nivel básico y medio; garantizando la participación efectiva de los tres sectores involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje, los estudiantes, el cuerpo docente y los padres de familia. José Daniel Crespo advirtió: ‘En las oligarquías o regímenes totalitarios al ciudadano no se le educa en el verdadero concepto del vocablo; se le instruye, se le entrena o se le adoctrina, por mejor decir, en el cumplimiento sumiso de las funciones que, como a miembro pasivo de la comunidad, se le ha conferido'. La democracia, igualmente proclamada, exige un cambio real, una reforma educativa integral, que facilite la construcción de una mejor sociedad, justa y esencialmente humana. Asumamos el reto.

comments powered by Disqus